21 nov. 2009

Hoy conocemos las Islas Cocos


Siguiendo con nuestro recorrido, tratando de conocer países un poco desconocidos... hoy hacemos parada en las Islas Cocos o Islas Keeling, organizadas administrativamente como el Territorio de las Islas Cocos (Keeling) es un territorio de Australia, administrado por Departamento Australiano de Desarrollo, Deporte y Territorios.
GEOGRAFIA:
Abarcan un área emergida de 14,2 km². Las Islas Cocos (Keeling) están situadas en medio del Océano Índico, al noroeste de Perth, y al sudoeste de la isla de Navidad, su vecino más cercano.
El grupo es de 27 islas, de las cuales sólo dos están habitadas: la Home y la West. Su capital es West Island.

CLIMA:
Las Islas Cocos experimentan dos estaciones principales: La estación del viento: a partir de abril/mayo hasta septiembre/a octubre. Y la de Calma: a partir de noviembre hasta abril. Las islas cuentan con una precipitación más alta durante julio. Desde enero hasta agosto, puede también generarse el sistema ocasional de presión baja (generalmente entre febrero y abril).
HISTORIA:
Las Islas Cocos fueron descubiertas para los europeos en 1609 por el capitán William Keeling de la Compañía de las Indias Orientales, pero en 1826 fueron pobladas por el inglés Alexander Hare.

La empresa Clunies-Ross, fundada por el escocés John Clunies-Ross a principios del siglo XIX, se estableció y pasó a ser la verdadera dueña de las islas, a pesar de la condición de colonia británica administrada desde Ceilán desde 1878. La reina Victoria concedió las islas a la familia Clunies-Ross en 1886, a cambio del derecho de utilizar las tierras con fines públicos. En ese mismo año sin afectar el control de los Clunies-Ross el archipiélago pasó de la jurisdicción inglesa en Ceilán a la jurisdicción inglesa de las Colonias de los Estrechos. Ross introdujo trabajadores malayos —en condiciones cercanas a la esclavitud— para explotar las palmas cocoteras produciendo especialmente copra. En 1903 hubo un nuevo cambio dentro de la jurisdicción colonial inglesa (siempre sin afectar a la empresa Clunies-Ross) de modo que pasó a la entonces colonia británica de Singapur.


El 9 de Noviembre de 1914 a inicios de la Primera Guerra Mundial , el Crucero alemán SMS Emden, es inutilizado en estas islas por el HMAS Sydney en lo que se llamó la Batalla de las Cocos. Durante la Segunda Guerra Mundial entre 1942-44 las islas fueron atacadas por Japón.

En 1955 el Reino Unido tras concluir su control efectivo sobre Singapur y Malaysia, traspasó el dominio de las islas Cocos a Australia aunque por ese entonces los intereses de la empresa Clunies-Ross no se vieron afectados.


En 1978, después de años de negociaciones, Australia compró las islas a la empresa, que sigue monopolizando la producción y comercialización de la copra. Por otra parte, Australia dispone de una base militar en la Isla West, comprada en 1951.

En 1984, a través de un plebiscito, los habitantes optaron por la nacionalidad australiana y la plena anexión de las islas a Australia. La Asamblea General de las Naciones Unidas, en diciembre de ese año, reconoció el resultado del plebiscito y eximió a Australia de informar al Comité de Descolonización.


Australia compró las últimas propiedades de Clunies Ross en las islas en 1993. En diciembre 2001, la isla West dobló su población al recibir inmigrantes ilegales —mayoritariamente de Sri Lanka—. Los operadores turísticos alertaron que esto podría acabar con el turismo en las islas.
ETNOGRAFÍA:
Hasta el 2001 la isla Home estaba poblada mayoritariamente por malayos y la West por australianos.

TURISMO:
A diferencia de la mayoría de los destinos de vacaciones de la isla de Cocos (Keeling) Islas no tienen grandes centros turísticos, centros comerciales, restaurantes, tiendas de regalos o muchas actividades organizadas. El turismo en las Islas es sencillo y simple, lo que realza su belleza y singularidad. Para los residentes y visitantes, Coco es un santuario y un refugio seguro para que todos disfruten. Los turistas son recibidos por la población local y de inmediato se sienten como si fueran parte de esta comunidad muy unida. Por tanto si váis hasta allí, sonreír y seréis bienvenidos!

West Island es ideal para explorar en bicicleta o para los menos energéticos, alquilar un vehículo. Viajar a lo largo de las carreteras bordeadas de palma y las pistas y disfrutar de la belleza natural de la isla. Es una parada en el camino para disfrutar de la paz y la tranquilidad de este paraíso tropical virgen. Nadar en Trannies Beach, una de las dos playas más populares, en el oeste de la isla. Disfrutar de una caminata por los arrecifes de Scout Parque Pulu Maraya, una pequeña isla deshabitada situada en el extremo sur del atolón. También se puede disfrutar de un agradable viaje en ferry.
La mayoría de los habitantes son malayos, por lo que se puede degustar la maravillosa cocina malaya picante en un restaurante local o tomar un almuerzo tipo picnic y sentarse bajo la copa de uno de los grandes árboles Calophyllum. Los malayos musulmanes son devotos del Coco, así que para aquellos que desean visitar la isla principal, por favor, deben vestir de manera conservadora para evitar ofenderles. Otra opción en Home Island es visitar el Museo y familiarizarse con la accidentada historia de las Islas Cocos (Keeling) y todos los detalles relativos a la victoria de Australia. Otro visita obligatoria es Oceanía House, la antigua residencia de la familia Clunies-Ross, que ahora es de propiedad privada.
Rodeado por el increíblemente limpio, claro en el Océano Índico, Islas Cocos (Keeling), es un refugio para actividades acuáticas. Un día de viaje a la isla de Dirección definitivamente debe estar en tus planes, esta hermosa isla ofrece exquisitas playas de arena blanca y un refugio único.

Si la pesca te gusta, puedes hablar con los lugareños para encontrar la manera de pescar atún o otros peces más raros. También se puede disfrutar de la vida marina haciendo buceo, explorando las maravillas submarinas. diente de perro ilusoria wahoo. O bien, si la captura de la vida marina en la cámara es más atractiva, vamos de buceo y explorar las maravillas submarinas. Submarinismo a lo largo de corales con una inusual serie de especies: tiburones, manta rayas, tortugas, delfines y peces de colores que te harán compañía durante tu expedición. Pero si no te gusta el buceo, se puede coger un barco con fondo de vidrio y observar la vida marina nadando perezosamente por debajo de ti o visitar las islas en los meses ventosos de julio a octubre y para hacer windsurf, kitesurf o el surf.

Para más información, visita el sitio de turismo de las Islas Cocos

No hay comentarios: