6 oct. 2007

Luzón, Guadalajara

Luzón es un pequeño pueblo de la provincia de Guadalajara que se encuentra entre las poblaciones de Sigüenza y Molina de Aragón. Es el típico pueblo al que no vas al no ser que conozcas a alguien que sea de allí o al no ser que seas de allí, pero la verdad es que es tiene mucho encanto.

Se encuentra en un valle rodeado por montañas, hasta el 2005 era un lugar mucho más bonito rodeado por sus pinares, pero por el desgraciado incendio que asoló la zona ese verano, se perdió la mayor parte del pinar, y lo más importante, la vida de 11 personas que murieron tratando de apagarlo (uno era de descendiente de Luzón) y después en la tala de los árboles han muerto otras dos personas más, desde aquí nuestro más cariñoso recuerdo para esas 13 personas...

Un poco de historia:

El entorno de Luzón estuvo ocupado por gentes celtíberas desde varios siglos antes de Jesucristo. Se han encontrado abundantes restos de dicha civilización, sin estudios sistemáticos todavía (referentes a su historia). Su nombre indica una relación (lo mismo que el cercano pueblo de Luzaga) con el pueblo de los lusones que por estas frías tierras asentó. El poblado, con altibajos a lo largo de los siglos, quedó tras la reconquista de estas serranías, en el siglo XII, incluido en el alfoz o Común de Villa y Tierra de Medinaceli. Perteneció tras su formación a la casa de los La Cerda, condes de Medinaceli, y del cuarto conde don Juan de La Cerda, retirado a vida solitaria en su castillo de Torrecuadrada de los Valles, pasó a su sobrino don Luis, primer duque del título, en 1470, siguiendo en el ducado de Medinaceli hasta los comienzos del siglo XIX.



Patrimonio:

Asienta esta villa en la falda occidental de un cerrillo al que por saliente y norte rodea delicadamente el río Tajuña, todavía humilde arroyo, pues ha nacido no mucho más arriba, en término de Maranchón y luego baja ensanchándose hacia la vega de Anguita. Las laderas de este vallejo son escarpadas, rocosas, y en ellas se han encontrado importantes restos arqueológicos, como la ciudadela de La Cava, con altos muros muy fuertes que revelan la existencia, hace ahora más de 25 siglos, de un importante castro.

Tiene el pueblo dos partes bien delimitadas: una alta, la más antigua, de retorcidas callejas, y otra ancha, asentada en lo bajo, donde se abre la plaza Mayor (La Plaza), con su Ayuntamiento, su juego de pelota (frontón) y su iglesia parroquial, así como la sede la Asociación de Amigos de Luzón, un caserón de antigua estirpe local, y realizado en su totalidad por los mismos socios.


La iglesia parroquial llamada de San Pedro Apóstol, es obra sencilla del siglo XVI, de recia mampostería, con portada principal de traza renacentista, muy simple en la línea y ya maltratada por la acción del tiempo. Su interior es de nave única, con crucero y presbiterio, cubriéndose todo con bovedas de crucería. El templo sufrió importante reforma en 1761, alargando su nave. En el muro del fondo asienta el altar mayor, barroco, sencillo, dorado y con estimables tallas, obra de Francisco del Castillo en 1747. En el crucero, dos altares del mismo estilo, con sendos cuadros interesantes: uno representa la aparición de la Virgen del Rosario a Santo Domingo, y el otro, magnífico de composición, colorido y técnica pictórica, es un gran óleo que representa a María Magdalena, sentada, a la que se le aparecen dos angelillos, copiando fielmente una composición de Guido Reni con la misma técnica y distribución. Hay también una bellísima talla de Cristo crucificado, y un escelente órgano en el coro a la espera de una reparación, obra también del siglo XVIII.




En lo más alto del pueblo, se ve todavía, ahora está en proceso de restauración por parte del Ayuntamiento con ayuda de diversas instituciones públicas, un hermoso edificio de severas líneas constituído por unas Escuelas y casa de maestros, y una elegantísima capilla, de estilo gótico moderno, en eclecticismo decimo-nónico realizada, con bella portada sobre la que luce calado y decorativo rosetón, contribuyendo a hacer más airoso el conjunto una esbelta torrecilla coronada por agudo capitel: todo ello fue proyectado y dirigido por el arquitecto Marañón, y fundado y mandado construir por un generoso hijo del pueblo, presbítero don Juan Bolaños Ayuso, en los finales del siglo XIX, para albergar a Padres Escolapios que allí se ocuparan de la educación de los niños y jóvenes de Luzón.



Además en lo alto del pueblo, se encuentra la Ermita de la Patrona del lugar, la Virgen de la Peña, que es una construcción sencilla si bien es donde más devoción se percibe ante los pies de la patrona y de las diversas imagenes que en el lugar se encuentran.

En el camino del Cementerio, a las afueras del pueblo, también podemos encontrar otra Ermita, está mucho más pequeña y donde sólo se alberga a San Roque. Antiguamente contaba con unos centenarios olmos dando sombra, pero debido a la enfermedad que azoto a esta especie, a pesar de las vacunas que se pusieron, nada se pudó hacer por salvarles y hubó que cortarles por constituir un peligro si se caían.

Como todo los pueblos, cuenta con su Fuente en este caso es de 9 caños y según cuenta la leyenda fue bendecida por San Vicente en su visita a la localidad quien dijó que nunca se secaría. Justó al lado de la fuente, está el Pilón o abrevadero para el ganado y enfrente el Chorrillo o lavadero que es donde antiguamente las mujeres lavaban la ropa y donde ahora en una de sus fachadas se ha colocado un mural de cerámica de un Diablo. Al lado también se halla el río Tajuña que según los luzoneros nace en este pueblo.

Poseyó el pueblo en sus cercanías una torre o fortaleza pequeña que aún hoy se conoce por la Torre de los moros, y que se alza frente al ya mencionado castro de La Cava, y que estaría en el mismo camino que se inicia en el Cementerio, que pasa por el paraje de la Fuente de la Canaleja y que finaliza en Anguita (pueblo vecino).


Navidades:

En Nochebuena, es tradición que se realice una "lumbre" en la Plaza con las maderas, ruedas ... que den los vecinos, y después por la tarde se enciende. Después de la misa del Gallo (a las 24h) se reune todo el pueblo alrededor de la hoguera para celebrar la Navidad y calentarse un poco, mientras la gente aprovecha a ponerse al día tras mucho tiempo sin verse.



Los Carnavales:

Están declarados de Interés Turístico Povincial por la fiesta de los Diablos. Los diablos de Luzón son considerados como uno de los mejores patrimonios histórico culturales de la provincia de Guadalajara, no existiendo constancia escrita de una fiesta etnográfica más vistosa en todo Guadalajara, constituyendo una ancestral tradición revivida por la Asociacion Amigos de Luzón.





Se conservan documentos en donde se puede datar el origen de esta fiesta al siglo XIV, aunque se puede adivinar que habría que remontarse mucho más para averiguar el origen real de dicha tradición.

Oculta durante un tercio de siglo, debido a la pérdida de tradiciones como consecuencia de la inmigración a las grandes urbes por parte de la población rural, y a la censura de los carnavales por la dictadura franquista; perdida casi irreparable de no ser por la memoria de los más ancianos que nos revivieron los rituales y vestimentas que hacían falta para una restauración de la fiesta.

Los Diablos, representan el lado carnal del carnaval, el aspecto demoníaco. Aprovechando las luces y sombras del crepúsculo realizan su aparición con la irremediable intimidación hacia aquellos que los ven por primera vez y a aquellos otros que a pesar de haberlos visto todavía no tienen muy claro si debajo de las vestimentas hay realmente personas. Así los diablos sólo respetan a aquellos que van disfrazados, o son Mascaritas, donde estos disfraces actúan a modo de protección con respecto al acoso de los diablos; sin embargo, a todos aquellos que no participan activamente en el carnaval, los Diablos los atacan manchándoles con su inigualable
marca de hollín y aceite, provocando numerosas escenas de miedo, haciendo caso omiso a edad, cargo, sexo o rel
igión.

Antiguamente se celebraba la fiesta el domingo, lunes, martes y primer domingo de cuaresma, actualmente se celebra el sábado de carnaval, invitando la Asociación Amigos de Luzón, organizadora de los actos, a una merienda cena a todos los participantes, para superar el trance de la visita de los Diablos.

La vestimenta de los Diablos se compone de sayas y chaquetillas negras, el cinturón está recubierto por cencerros grandes, y en la testa unos cuernos de toro, todo el cuerpo visible está untado con una mezcla de hollín y aceite, manos, brazos y cara, en la boca una dentadura hecha de patata, y el calzado recubierto de tela negra, todo con la intención de resultar totalmente irreconocibles, finalidad que se consigue porque aquí el que teclea no fue reconocido ni por su propia madre.

Y un punto importante del Carnaval de Luzón son también las Mascaritas, que son todas esas personas que ocultan sus rostros tras un disfraz o una caretas y que gracias a eso están a salvo de ser manchadas por los Diablos. Las tradicionales son las que se visten como lo hacían las señoras de antes, y podemos asegurar que casi dan el mismo miedo que los Diablos.


En los Carnavales del 2007, el Ayuntamiento de Luzón, inaguró la escultura del Diablo realizada por el vecino de la localidad Neil, el cual pese a su lejana procedencia (Canada) es un auténtico apasionado de los Diablos y ha sabido plasmar perfectamente en su obra, todo lo que éstos significan, enhorabuena.





Terminamos invitando a todo el mundo a que visite tal maña fiesta, donde cada año es visitada por un mayor número de personas.

III Diario de nuestro Viaje a Thailandia, Camboya y Bali Junio 06

Continuación del Viaje a Thailandia y Camboya... en este post contaremos nuestros días en Bali.
ver
Thailandia y Camboya

DIA 16:

Tras desayunar en el hotel, salimos pitando para el aeropuerto, son las 6.15h y ya nos estaba esperando la de la agencia.

Facturamos con destino a Denpasar, saliendo nuestro vuelo a las 8.40h. así que aprovechamos para cambiar los bath que nos habían sobrado. Desde allí son 4h de vuelo hasta Bali, en esa ocasión volábamos de nuevo con la Thai.

A nuestra llegada a Bali, pagamos el visado de entrada (10€/persona) y esperamos las maletas en la cinta, cuando tuvimos todo en el carrito fuimos hacia la salida, cuando de repente llegaron dos tipos con su uniforme y tarjeta de identificación, nos dijeron que pasaramos las maletas por una cinta, así que pensamos que nos había tocado una revisión del equipaje, pero no. Se trataba de enseñar los pasaportes y los papeles de declaración de pertenencias. Los tipos pasaron con nosotros y nos dijeron que cambiáramos dinero, lo cual nos mosqueó bastante, estaba claro que teníamos que cambiar dinero pero no nos gustó que alguien nos obligará. Hablamos entre nosotros y decidimos cambiar 100€, y uno de los tipos nos dijó que no, que sacaramos más dinero. Cuando sacamos el dinero, nos pusó la mano como para cobrarlos, así que le preguntamos que por qué, el tipo ponía cara como de no entender, así que cogimos nuestras maletas y nos fuimos. Así que mucho cuidado con este tipo de timadores!!!

A la salida nos estaba esperando el guía que se llamaba Roy y parecía muy simpático y bromista, en el coche hacia el hotel fuimos con otra pareja de españoles. Lo que si nos dimos cuenta nada más salir del aeropuerto, es que el calor de Bali es mucho más soportable que el de Thailandia!

Roy es muy simpático y bromista, nos contó cosas de Bali y nos dió un folletito con las excursiones alternativas que podíamos hacer. Quedamos con él a la mañana siguiente para hacer la excursión que teníamos en el programa y a la que iríamos también con esa pareja.

Ya estábamos en Nusa Dua que es un complejo muy exclusivo de hoteles, lleno de policías y guardias. Es muy bonito, con jardínes, estatuas y todo muy verde. Nuestro hotel era el Melia Bali, tenía una recepción muy chula con fuentes y el techo decorado con pinturas de la vida balinesa. También tenía muchos sofas para poder sentarte, en nuestro caso allí esperamos a rellenar la ficha de inscripción a la llegada y donde también nos dieron un cóctel de bienvenida.



El hotel es una pasada, sobre todo por los jardínes y paseos que hay entre tanta vegetación, y encima a la orilla del mar...Tiene una piscina que central que es muy grande y también hay como lagos artificiales.


Aprovechamos para descansar en la habitación, estaba muy bien, aunque olía mucho a humedad. Tras descansar un poco, bajamos a investigar un poco el hotel y para aprovechar a comer algo. Comimos en un chiringuito que había al lado de la playa un sandwich y una hamburguesa.

Después fuimos a dar un paseo por la orilla del mar y por el resto de complejos hoteleros que están todos conectados, es muy bonito y tiene unas piscinas increíbles. Y luego ya cansaditos volvimos a nuestra habitación donde nos tiramos a la bartola el resto de la tarde, y como no teníamos mucho hambre, cenamos la tarta que nos habían dejado por ser recién casados... y a descansar.






DIA 17:

El despertador tocó a las 7.30h y con mucho sueño, nos preparamos para bajar a desayunar. Qué buen desayuno! Se notaba que estaba allí la mano española, porque había churros, tortilla de patatas y hasta torrijas! Nosotros nos aficionamos a las tortillas con queso que te hacían al momento, ricas ricas.


En recepción ya nos estaba esperando Roy para irnos de excursión, junto con la otra pareja española. Y ya listos para ir a visitar el lago Batur, el volcán del mismo nombre, la danza Barong y tiendas de artesanía en madera y las pinturas típicas balinesas.


El primer sitio donde fuimos fue a un espectáculo donde se representaba la danza Barong. En ella se representa la lucha eterna entre el Bien y el Mal, batalla que es continua hasta la muerte, en la que se verá que número de cosas buenas y malas se han hecho para ir al cielo o al infierno.

Nos sentamos en una especie de grada y gracias a un papel que nos dieron a la entrada, podíamos ir interpretando las escenas. Nos gustó mucho, los músicos en un lateral tocaban instrumentos un poco raros para nosotros, con una especie de gong, martillos y tambor.


Los bailarinas danzaban con abanicos y los ojos muy abiertos y había un dragón (=Barong) que era el bien, lunchando contra una bruja (=mal).


Tras el baile, volvimos a la furgoneta, y ahí pudimos comprobar lo mal que conducía allí la gente, había miles de motos que iban por el medio del carril y se cruzaban sin mirar. Los coches adelantaban aunque viniera alguien de frente, había gente andando por la carretera, perros vagando... En definitiva, en cada momento temíamos darnos. Mientras nuestro guía seguía haciendo bromas, como que la carne de perro es afrodisíaca...


Así llegamos a un sitio donde nos enseñaron artesanía en madera. Hacían cosas verdaderamente preciosas en madera de teca, ibisco, cocodrilo y caoba. Rápidamente nos llevaron a la tienda, donde tenían cosas impresionantes pero que costaban una pasta, evidentemente. La manía que tiene esta gente de ir detrás tuyo, te pone muy nervioso (al menos a nosotros), y desde nuestro punto de vista hace que no compres nada, ya que en cuanto tocas algo o lo miras, ya te están diciendo que te hacen un buen precio...


















El caso es que tanto nosotros como la otra pareja no compramos nada allí, desde ese momento la actitud de nuestro guía cambio radicalmente, ya no hacía bromas y se pusó súper serio... claro si no comprábamos, a él no le darían su comisión.


De ahí fuimos a Ubud que es el pueblo de los pintores, nos dicen que hay más de 1000 pintores. Allí hicimos otra parada para ver cómo pintaban y sobre todo para ver si comprábamos algo. Tenían cuadros muy bonitos y variados, pero con esa manía de ir pegados a ti, al final no compramos nada... Ahora sí que se notaba que Roy había sufrido una metamorfosis total, se acabaron las bromas, lo cual nos parece muy triste y poco profesional pero bueno. De camino, paramos para ver unos arrozales donde nos acosaron vendedores, de forma un tanto agobiante y asfixiante.


Lo siguiente fue una visita a un Templo Hinduista pero al modo balinés. Había muchas mujeres que portaban ofrendas en su cabeza y para poder visitarlo nos hicieron poner una especie de pañuelo para tapar las piernas. La verdad es que no nos aclaramos mucho con sus creencias, pero se nota que aquí son mucho más relajados aún que en Thailandia.








Y continuamos camino hasta el Mirador desde donde veríamos unas vistas espectaculares del volcán y el lago Batur. Allí mismo comimos un buffet de comida balinesa, mientras charlábamos con nuestros compis de excursión y admirábamos las vistas.



A la salida del restaurante, nos acosaron un poco los vendedores pero no tanto como en los arrozales. En la furgoneta Roy que demostró ser un perfecto caradura, nos dijó que directamente al hotel, porque para qué hacer más paradas si eran para comprar y nosotros no comprábamos nada!

Tardamos casi unas dos horas en llegar, vaya carreteras, son bastante peores que las locales de España! Es una verdadera odisea el moverse en esta isla.

Quedamos con Roy que a las 20h nos vendrían a buscar para ir a cenar al restaurante Nelayán donde degustaríamos una cena típica balinesa, y nos despedimos de él hasta dentro de 2 días cuando nos llevaría a Ubud al otro hotel.

Subimos a la habitación del Melia Bali a refrescarnos un poco y ponernos el bañador para bajar un rato a la playa. La verdad es que la playa del hotel no cubría nada, y encima tenía mucho coral, así que decidimos ir a la piscina donde disfrutamos un rato del agua hasta tarde.

Antes de irnos a cambiar y teniendo en cuenta que el agua ya estaba bastante fría, nos fuimos a dar un mini paseo por la playa, y llegamos a un mini islote al lado del hotel que estaba medio salvaje. Fue muy romántico ver cómo rompían las olas y el atardecer desde allí, os lo recomendamos.

Después, nos subimos a la habitación para cambiarnos para la cena y a la hora estábamos ya en la recepción. Nos vinó a buscar uno del restaurante para llevarnos en coche, junto con otra pareja a española a cenar. Aunque el restaurante estaba al lado del hotel y más o menos dentro del complejo hotelero. La cena resultó muy amena, intercambiando opiniones con la otra pareja que venía de Australia. La comida bien, con sabores muy buenos pero quizás un poco justa.

Y de nuevo al hotel en coche. Nos chocó tanta seguridad pero según nos explicaron se debía al atentado islamista que sufrieron dos años antes.

Al llegar, decidimos tomarnos algo con la otra pareja en el bar. Lo malo era el cantante empeñado en cantar las típicas canciones yanquies, encima todo el rato con el mismo tono, pero bueno. Y a descansar.



DIA 18:

Nos levantamos a las 9h, lo que fue todo un lujo teniendo en cuenta los madrugones que nos dimos a lo largo de todo el viaje, pero es que habíamos decidido que ese día iba a ser de relax total y que no ibamos a hacer nada de nada.

Al rato estábamos desayunando, qué peligro tiene el buffet libre de este hotel! Está todo tan bueno que no sabes que comer!

Tras desayunar, subimos de nuevo a la habitación para ponernos el bañador y directos a la playa, a ver si cogíamos algo de color, que cualquiera diría que habíamos estado por estos lares, porque no teníamos nada de color, pero bueno...

Cuando ya estábamos todo acomodados en una tumbona, se puso a llover, pero no fue mucho, así que al final nos quedamos allí tirados, leyendo, viendo el paisaje, viendo como daban de comer a las ardillas y vuelta y vuelta a ver si cogíamos algo de color. Cuando se hizó necesario un baño, decidimos irnos mejor a la piscina porque en la playa apenas te podías dar un baño.













Lo malo del agua de la piscina es que no se calienta ni con el sol, pero bueno aunque cuesta un poco meterse de primeras, al final terminamos metidos los dos. Tras chapuzear un poco, nos quedamos en una tumbona al sol, para que se nos secará el bañador y tomar un poco el sol.












Tras relajarnos leyendo al sol, decidimos comer algo en el chiringuito de la playa, donde meten unas leches por cualquier cosa que pidas de alucinar, y lo peor es que tampoco es para tanto con la comida que te ponen pero bueno, esta claro que se aprovechan al ser los únicos que hay.


Y tras comer, volvimos a las tumbonas de la piscina a tomar el sol y a darnos un bañito más. Y asi nos relajamos esa tarde, hasta que fuimos al bar para aprovechar la hora feliz y pedirnos algo para beber a unos precios no tan exagerados.

Subimos a la habitación a refrescarnos y vestirnos, ya que queríamos ir a cenar por donde el restaurante de ayer, donde había restaurantes y también puestecillos para hacer las últimas compras de regalos que nos quedaban.

Vaya lío! Entre la poca luz que había (dicen que es para no atraer a los espíritus, a nosotros nos parece más bien que para que tengas que coger un taxi) y que todo parecía igual y estaba sin señalizar. pues por poco no nos perdemos. Pero al final, por propia cabezonería lo terminamos encontrando.

Fuimos a ver los puestecillos, pero la gente de allí se pasa muchísimo con los precios, así que optamos dejar las compras para Ubud a ver si allí tenían unos precios más razonables. Lo cierto es que nos llevamos una gran desilusión con los balineses, al menos con la mayoría de los que topamos nosotros eran todos unos caraduras, aunque seguro que hay otros encantadores, pero bueno.

Al final, decidimos cenar en un restaurante que no tenía reclamo y que estaba lleno de japoneses, la verdad es que cenamos fenomenal. Primero unos rollitos de primavera para cada uno, luego pedimos tallarines y arroz con pollo al curry para cada uno, todo muy bueno. Y de nuevo para el hotel.

Nos dimos un paseo muy romántico por la playa y recorrimos toda la cala, nuestra pregunta, es dónde se meterá toda la gente? No se veía ni un alma por ningun sitio! Pero bueno, en el extremo de la cala hay una especie de cabaña, donde pasamos un rato admirados por las estrellas, el mar, el sonido del agua... el paraíso!

Antes de subir a descansar nos tomamos un cóctel en la cafetería que nos habían regalado, era una especie de zumo multifruta que estaba bueno. Y a la cama, que mañana partiríamos rumbo a Ubud.

DIA 19:

Nos levantamos a las 9h y directos a desayunar, qué lujo de desayuno! La verdad es que lo de desayunar en este tipo de hoteles, es lo mejor de todo.

Regresamos a la habitación a recoger nuestras cosas, ya que a las 11h nos venían a buscar para ir a Ubud. Para ello, llamamos a recepción para que nos fueran a buscar nuestras maletas y todo listo. Antes de que viniesen a por las maletas, fuimos a dar una última vuelta por la playa y el hotel para despedirnos y hacer unas cuantas fotos para el recuerdo.

Cuando llegamos a la habitación, ya se habían llevado todas las cosas, incluido el equipaje más de mano. Menos mal que cuando llegamos a recepción estaba todo allí, así que entregamos la llave y pagamos las cosas que teníamos pendientes.

Roy ya nos estaba esperando, así que nos montamos en la furgoneta para ir al Ubud Hagggins Gardens. El viaje duró unas casi dos horas, así que esperábamos que mereciese la pena, porque con eso de que conducen un poco mal pues se montan unos atascos increíbles.

Cuando por fin vimos el Ubud Haggins Gardens desde lejos, vaya pasada! Son como chozas con sus tejados de paja en plena ladera de la montaña rodeadas por todo lados de vegetación... sin palabras!

Según parece, llegamos antes de lo previsto porque nos tuvieron un rato esperando mientras nos preparaban la habitación. Nos bajaron a la cafetería en un funicular, donde nos dieron un cóctel de bienvenida. Las vistas son increíbles! Hay un templo justo enfrente y hay dos piscinas escalonadas de tal modo, que casi te parece que te caes para abajo. Es todo precioso! Desde aquí aprovechamos para felicitar a quien haya diseñado este hotel, es todo precioso y se notaba un cuidado extremo por los detalles, enhorabuena. Más tarde, nos enteramos que era de la misma cadena que en el que estuvimos en Camboya.


Cuando por fin nos llevaron a nuestra villa (la 43), si que alucinamos. En esos días en ese hotel entendimos como deben sentirse los milllonarios... Era como una casita, con la habitación que tenía una cama enorme con dosel y llena de flores, justo enfrente de la cama tenía un ventanal con vistas a la montaña y a nuestra propia piscina, también tenía un escritorio, el mueble de la televisión con dvd, un mueble bar.















Además tenía el servicio, con una bañera enorme que habían llenado con flores, el cambiador con todo lujo de detalles. Fuera estaba la piscina, con una especie de chozita al lado con cojines, dos tumbonas con la sombrilla un poco más lejos, y cubiertas una mesa con sillas y una ducha... increíble!





















Decidimos quedarnos en la habitación para disfrutarla sin prisas, eso sí el agua de la piscina está helada! La verdad es que costaba mucho meterse dentro de lo fría que estaba y como se está renovando continuamente el agua pues nunca se llega a calentar, pero bueno, era todo tan idílico que no importaba.


Ese día aprovechamos para tomar el sol, leer, relajarnos y disfrutar de nuestra compañía en un lugar tan paradísiaco. Sobre las 18h decidimos darnos una vuelta por el hotel para verlo y mirar si nos podemos tomar algo.

Para ir de un sitio a otro, al estar todo en la colina, te llevan en funicular, la gente del hotel es súper amable y muy educada. Bajamos en el fuinicular hasta abajo del todo, allí estaba el Spa. También había una especie de bar pero sólo debía funcionar un par de horas porque en ese momento estaba cerrado. Así que tras dar una vueltecita y ver que hay un río abajo, nos subimos en el funicular hasta arriba.

Como era muy pronto para cenar, aprovechamos para curiosear en la biblioteca donde tienen muchos libros y revistas de viajes, pero claro los viajes van acordes con el tipo de hotel, así que como se nos escapan un poco de presupuesto pero bueno, soñar no cuesta.

Tras curiosear un rato, decidimos ir a cenar al restaurante del hotel. Fuimos los primeros en llegar, así que nos pusieron en la mesa con las mejores vistas del templo de enfrente. Era una pasada el cómo te trataban, a María la ofrecieron un chal y todo por si tenía frío. Elegimos el menú que había, y fue un gran acierto porque estaba todo buenísimo y el postre una pasada.

Después de cenar, nos fuimos a nuestra choza con la sorpresa de que en nuestra ausencia habían cerrado el ventanal, bajado las cortinas del dolsel de la cama y abierto la cama... este sitio era como para sentirte una princesa y un príncipe! Antes de acostarnos, disfrutamos un rato del cielo estrellado desde nuestras tumbonas de la terraza... todo un lujo!



DIA 20:

Despertarse en este hotel era increíble, ya que estar allí era como un sueño... de tal modo que según despertabas te dabas cuenta que por narices iba a ser un día perfecto al estar en medio del paraíso!

Subimos a desayunar al restaurante y de paso preguntar cuándo salía la furgoneta que te llevaba del hotel a Ubud. Decidimos irnos sobre las 12h para ver el pueblo, aprovechar a hacer las últimas compras y comer allí. Pero como nos quedaba un rato, nos pusimos el bañador y nos fuimos directos a la piscina común. Aunque a simple vista nos pareció que el agua aquí estaría más caliente porque le da el sol, también estaba helada, así que más que bañarnos aprovechamos a tomar el sol mientras leíamos un rato.

Tras cambiarnos en nuestra habitación, subimos en el funicular hasta recepción para coger la furgoneta hasta Ubud. Para llegar en Bali de un sitio a otro se requiere mucha paciencia, porque se tarda muchísimo y el tráfico es más que caótico.

Ubud es un tanto caótico y nosotros al menos nos esperábamos otra cosa, la fama que tiene de ser el pueblo de los pintores, a nosotros al menos no nos cuadraba mucho. Hay un templo que es donde nos deja la furgoneta del hotel y donde nos irá a buscar, pero no es gran cosa.

Fuimos en busca de los regalos que nos quedaban y por casualidad vimos una especie de mercado. Era un poco agobiante, encima la gente era un poco pesada y nos daba la impresión de que te estaban engañando todo el tiempo. Así que tras comprar lo que nos faltaba, nos fuimos en busca de un poco de paz. Fuimos a una especie de bar donde comimos algo rápido y corriendo a coger la furgoneta para volver al remanso de paz y armonía del hotel.

Una advertencia! A las 18h el servicio de habitaciones del hotel viene a cada choza para abrir la cama, cerrar las ventanas... son tan serviciales que insisten e insisten en hacerlo. Tenerlo en cuenta si váis ya que a nosotros estábamos bañándonos y por mucho cartel que habíamos puesto en la puerta, aún asi casi nos entraron...

Cenamos también en el restaurante, ese día había más gente. El chef es muy bueno porque está todo de chuparte los dedos! Y después de cenar, volvimos a nuestra choza a disfrutar de ella y descansar.

DIA 21:

Tras desayunar, Alberto se quedó en la habitación leyendo y dándose un baño, mientras María bajo al spa a que la diesen un masaje. El spa era una verdadera pasada! En el servicio donde te cambias, tenían hasta ducha y bañera y te daban un albornoz para cubrirte para salir a la sala contigua. Las salas de masajes las tenían pensadas sobre todo de cara a dar masajes a parejas con dos camillas. El masaje fue sencillamente increíble!

Y tras el masaje y el baño, nos tocó recoger todas nuestras cosas y decir adiós a este pequeño paraíso, ya nos venía a recoger Roy para llevarnos al aeropuerto. Nuestro alucinante viaje estaba cerca de finalizar. Antes de abandonar el Ubud Haggins Gardens nos regalaron unas figuritas de una pareja de balineses de recuerdo.

El viaje en furgoneta era odioso sobre todo porque se tarda mucho en llegar de un sitio a otro, pero llegamos a Depansar donde tras despedirnos del "simpático" guía, embarcamos las maletas para viajar rumbo a Bangkok. El viaje fue tranquilo y aprovechamos para descansar, leer y escribir un poco nuestro diario de viaje.

En Bangkok nos tocó sacar nuestro equipaje, lo facturamos directamente ya con la Thai hasta Madrid (aunque el viaje era con escala en Roma). Lo peor del viaje fue que la escala en Bangkok fue de varias horas y nos terminamos conociendo todas las tiendas del aeropuerto y casi a la gente, si bien es un aeropuerto enorme, muy moderno y con mucho movimiento de viajeros.

Lo más curioso fue cuando estábamos tomando un refresco en un bar, y vimos como un hombre occidental ligaba con la camarera thailandesa, hasta ahí más o menos normal, aunque también la pidió el teléfono. Lo más impactacte fue cuando la propusó ir juntos al servicio! Menos mal que la chica no fue porque nos quedamos de piedra al ver que la imagen que tiene mucha gente de Thailandia es real, sólo ven a las chicas como mercancías del sexo!

Y tras pasear un rato más por el aeropuerto, al fin dijimos adiós a Thailandia y volamos con la Thai. Tras el incidente de la ida, ya habíamos aprendido, por lo que para la vuelta nos habíamos super asegurado de volar juntos. El viaje fue tranquilo, casi todo el tiempo medio durmiendo o viendo películas. Y tras una breve paradita en Roma, por fin llegamos a Madrid... nuestra aventura asiática había terminado...

2 oct. 2007

Valladolid

Sobre Valladolid decir que es la capital de Castilla y León y que se halla a unas dos horas de Madrid. Su capital y provincia superan los 500.000 habitantes y se encuentra perfectamente comunicada tanto por aire, Aeropuerto de Valladolid, como por tierra: autovías, autopistas y red ferroviaria que comunican Valladolid con las principales capitales españolas y europeas. Una provincia que guarda el legado histórico y patrimonial en cada uno de sus municipios y que a la vez se encuentra preparada para afrontar todos los retos y proyectos de futuro. Para mayor información, visitar http://www.asomateavalladolid.org/








Una de las cosas por las que es más conocida Valladolid, es su Semana Santa, que está declarada de Interés Turístico Internacional, y que es, por derecho propio, una de las principales exposiciones de imaginería religiosa del mundo. Es una manifestación a caballo entre lo religioso y lo puramente artístico, que proporciona a los creyentes un motivo de reflexión, y a los demás la posibilidad, única, de ver las calles recorridas por unas imágenes que durante el año reposan en museos, iglesias y conventos.

La razón por la que os hablamos de ella en nuestro blog, estriba en el hecho de que esta celebración hay que verla, hay que vivirla, porque es única. Y una buena manera de hacerlo puede ser recuperando una vieja tradición que muchos continúan celebrando y que consiste en anticiparse a los propios desfiles recorriendo las iglesia, recreándose así, en la contemplación detenida de los pasos o bien acudiendo a sus procesiones que empiezan el sábado anterior a Domingo de Ramos y que abarcan toda la Semana hasta Domingo de Resurrección. Eso sí, hay que tener en cuenta que hay varias procesiones a la misma hora y día, por lo que ver absolutamente todas, resulta muy difícil.

Si optamos por hacer la ruta de las Iglesias, las más importantes serían:

1. Iglesia de San Andrés , donde, solamente en Semana Santa, es posible contemplar tres pasos: "Camino del Calvario" , "Cristo Despojado" y "Preparativos para la crucifixión".

2. Iglesia de Santiago , que durante estos días es la que más pasos alberga entre sus centenarios muros. En concreto, siete, tantos como las palabras que, según las Escrituras, pronunció Cristo en la Cruz.

3. Iglesia de la Vera Cruz se encuentra el paso "El Descendimiento" , llamado también "El Reventón" , que es el nombre popular de uno de los conjuntos más voluminosos y exactos de toda la Semana Santa, y el cual es uno de nuestros favoritos y de los que más impresiona. Y aquí también puede admirarse también el "El Ecce Homo" , también llamado "Cristo de los Artilleros" o "de la Caña" , original así mismo de Gregorio Fenández y "El Señor atado a la columna" , una de las piezas más valiosas de Gregorio Fernández . Y presidiendo el altar mayor de la iglesia veremos la imagen titular de la cofradía "Nuestra Señora de la Vera Cruz" , considerada por muchos historiadores como la obra maestra de Gregorio Fernández .

4. Iglesia Penitencial de Jesús , en una bocacalle de las que dan a la Plaza Mayor. En ella es posible contemplar dos pasos más: "Nuestro Padre Jesús Nazareno" y "El Cristo del Despojo"

5. Iglesia conventual de San Quirce y Santa Julita, donde puede admirarse el "Cristo del Perdón" , es de 1656, por lo que nos encontramos ante una de las figuras más antiguas de cuantas desfilan por las calles de la ciudad. En este mismo convento se guarda la imagen de Nuestro Padre Jesús Flagelado, que forma parte del paso "El Azotamiento del Señor".

6. Iglesia penitencial de las Angustias , donde desde hace más de cuatro siglos se venera la imagen más antigua de cuantas desfilan actualmente: "Nuestra Señora de las Angustias" . Se trata de una obra original de Juan de Juni , entre los años 1550 y 1564.


Respecto a las Procesiones, el programa más o menos aproximado sería:

- Sábado de Pasión: Procesión del Ejercicio Público de las Cinco Llagas, que sale de la Iglesia de San Quirce y Santa Julita con el " Santo Cristo de las Cinco Llagas" (por la tarde).


- Domingo de Ramos:
* Bendición de Ramos en la Catedral (por la mañana).
* Procesión de las Palmas: sale de la Catedral con el paso "La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén" y que popularmente se conoce como la Procesión de la Borriquilla y a ella acuden los más pequeños con sus palmas y carracas (por la mañana).
* Procesión del Traslado del Santo Cristo de Laguna de Duero: que sale de la Iglesia de San Agustín y porta "El Santo Cristo de los Trabajos" de Gregorio Fernández (por la tarde).

- Lunes Santo:
*Procesión del Santísimo Rosario del Dolor: que parte de la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz con los pasos "La oración del huerto", El Señor atado a la columna", "Ecce Homo", "Camino del Calvario", "La crucifixión del Señor" y "Nuestra Señora de la Vera Cruz", cubriendo lso cinco misterios del Rosario (por la tarde).
* Procesión de la Buena Muerte: sale de la Iglesia de la Antigua , portando el "Cristo del Olvido" (por la noche).

- Martes Santo:
* Procesión del Encuentro de la Santísima Virgen con su Hijo, en la calle de la Amargura: de la Iglesia de San Andrés Apóstol parte el "Camino del Calvario" que sale al encuentro de "Nuestra Señora de las Angustias" que sale de la Iglesia de Nuestra Señora de las Angustias. El encuentro tiene lugar en la Plaza de la Santa Cruz, por lo que os recomendamos ir a verla a esa plaza donde el encuentro es de lo más emotivo. (por la tarde - noche).

* Procesión de la Peregrinación de la Promesa: de la Iglesia del mismo nombre, parte "El Señor atado a la columna" (por la noche).

- Miércoles Santo:
* Via Crucis Procesional: que parte de la Iglesia Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno, con los pasos " Nuestro Padre Jesús Nazareno" y "Santísimo Cristo de la Agonía", a lo largo del recorrido están señaladas las XIV estaciones (por la tarde).
* Procesión de Perdón y Esperanza: saliendo de la Iglesia de San Pedro Apóstol con el paso "Jesús de la Esperanza" (por la tarde - noche).
* Procesión de Paz y Reconciliación: saliendo de la Iglesia de Santiago Apóstol con el paso "Cristo de las Mercedes" (por la noche).
* Procesión del Arrepentimiento: saliendo de la Iglesia de Nuestra Señora de Porta-Coeli con el paso "Las lágrimas de San Pedro", posteriormente hay diferentes actos de Reflexión en varias iglesias (por la noche).
* Procesión de la Piedad: saliendo de la Iglesia de las Descalzas Reales, con "La Quinta Angustia" (por la noche).
* Procesión de la Peregriación del Consuelo: saliendo de la Iglesia de San Benito tras un Acto Penitencial, con el paso "Santísimo Cristo del Consuelo" (por la noche).

- Jueves Santo:
* Misa Crismal: en la Catedral (por la mañana).
* Procesión del Santísimo Cristo de la Luz: saliendo del Palacio de la Santa Cruz, "Santísimo Cristo de la Luz" (por la mañana).
* Misa de la Cena del Señor: en la Catedral (por la tarde).
* Procesión de Penitencia y Caridad: desde la Iglesia de la Antigua con los pasos "Santísimo Cristo de la preciosa sangre", "Cristo de la cruz a María" y la "Quinta Angustia", que realizan actos penitenciales en los hospitales de la ciudad (por la tarde).
* Procesión de la Sagrada Cena: desde la Iglesia de San Pedro Apóstol, con los pasos "Jesús de la Esperanza" y "La Sagrada Cena" (por la tarde).
* Procesión de Nuestra Señora de la Amargura: desde la Iglesia de Santiago Apóstol con los pasos "El prendimiento", "Las lágrimas de San Pedro", "Santísimo Cristo de la exaltación", "El monte Calvario", "La Santa Cruz" y "Nuestra Señora de la Amargura", realizando diferentes actos durante la procesión (por la tarde - noche).
* Procesión de Oración y Sacrificio: de la Iglesia San Quirce y Santa Julita con los pasos "Nuestro Padre Jesús flagelado" y "Santísimo Cristo del Perdón" (por la tarde).
* Procesión de la Peregrinación del Silencio: de la Iglesia de Nuestro Padre Jesús Nazareno con el paso "Cristo de la Agonía" (por la noche).
* Procesión de Cristo al Humilladero: desde la Iglesia de San Miguel y San Julián con el paso "Cristo Yacente" (por la noche).
* Procesión del Santo Entierro: desde la Iglesia de San Joaquín y Santa Ana con el paso "Cristo Yacente" (por la noche).
* Procesión de Cristo Despojado: en la Iglesia de San Andrés donde antes se celebra un Acto Penitencial, para después salir con los pasos "Cristo despojado", "Cristo de Leocricio" y "Nuestra Señora de la Amargura" (por la noche).
* Procesión de Regla de la Santa Vera Cruz: desde la Iglesia de la Vera Cruz con los pasos "Oración del Huerto", "El Señor Atado a la columna", "Santo Cristo Ecce Homo", "Cristo del Humilladero", "El Descendimiento", "Dolorosa de la Vera Cruz" y "Lignum Crucis". Esta es una de las que más gente congrega y realmente impresiona ver salir estos impresionantes pasos por la calle tan estrecha de la Iglesia... sobre todo con el Descendimiento de Gregorio Fernández del que parece que va a caerse la figura de las escaleras... conviene ir pronto para coger sitio (por la noche).













- Viernes Santo:
*Procesión de Regla de la Ilustre Cofradía Penitencial de Nuestra Sra. de las Angustias - Sacrificio y Penitencia: saliendo de la Iglesia de las Angustias, con los pasos "Cristo en la Cruz", "San Juan y Santa Magdalena al pie de la Cruz", "Cristo Yacente" y "Nuestra Señora de las Angustias" (de madrugada)
* Procesión del Vía Crucis: partirá de la Iglesia de la Inmaculada Concepción con "La Santa Cruz desnuda" (por la mañana).
* Pregón de als Siete Palabras: el pregonero del Sermón de las Siete Palabras recoge en el Palacio Arzobispal de las manos del Arzobispo el pergamino del Pregón, que leerá en diferentes sitios de la ciudad (por la mañana).
* Sermón de las Siete Palabras: a las doce del mediodía en la Plaza Mayor se celebra el Sermón de las Siete Palabras que será representado por su paso correspondiente.
* Celebración de la Pasión del Señor: en la Catedral (por la tarde).
* Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor: desde la Iglesia de las Angustias parte la procesión General representada por 32 pasos y alumbrados por las 19 cofradías de la ciudad. Si sólo se puede ver una procesión, quizás ésta sea la más recomendable ya que en ella se ven casi todos los pasos que salen, si bien es importante tener en cuenta que supone varias horas de pie en la calle (salvo que se alquile un asiento de los disponibles en la Plaza Mayor). Pero a nuestro jucio el cansancio y el frío, merecen mucho la pena!

- Sábado Santo:
* Procesión de la Soledad: media hora después de que se acaba la Procesión General con la Salve, sale de la Iglesia de las Angustias en procesion "Nuestra Señora de las Angustias" (madrugada).

* Ofrecimiento de los Dolores de Valladolid a la Santísima Virgen: en la Iglesia de la Vera Cruz, se celebra un acto conmemorativo de la Proclamación de la Santísima Virgen como Reina del Dolor (por la tarde).
* Traslado del Cristo Yacente: se lleva al "Cristo Yacente" desde la Iglesia de San Joaquín y Santa Ana al Museo del Monasterio (por la tarde - noche).
* Vigilia Pascual: a las once de la noche en la Catedral.

- Domingo de Resurrección:
* Procesión del Encuentro de Jesús Resucitado con la Virgen de la Alegría: saliendo de la Iglesia de Porta Coeli con el paso "Nuestro Padre Jesús Resucitado", que se encontrará con "la Virgen de la Alegría" y el "Santo Sepulcro Vacío" que saldrán de la Iglesia de San Benito (por la mañana).
* Solemne Misa Pascual: en la Catedral (por la mañana).
* Vísperas de Pascua: en la Catedral (por la tarde).

Para mayor información sobre la Semana Santa vallisoletana, visitar http://www.jcssva.org/ que es la página web de la Junta de Cofradías y cuenta con bastante e interesante información de las imágenes, cofradías, etc y a través de la cual, se puede reservar sitio en la Plaza Mayor para la Procesión General del Viernes Santo.


II Diario de nuestro Viaje a Thailandia, Camboya y Bali Junio 06

Viene del post en el que hablamos sobre Thailandia (en este post hablaremos de la parte en Camboya)


DIA 13:

Nos levantamos temprano como casi siempre en nuestro viaje de luna de miel, esta vez el despertador sonó a las 5h y medio dormidos nos preparamos y esperamos el desayuno en nuestra habitación. A las 6h nos están esperando ya en recepción para llevarnos al aeropuerto, nuestro vuelo hacia Camboya salía a las 8h. Puntual Bangkok Airways nos llevó hasta Siem Reap, el vuelo fue corto (40 minutos) y la compañía aérea es bastante buena.

El aeropuerto de Siem Reap es muy pequeñito, se notaba que es un país muy pobre y donde hace pocos años atrás pasaron por un años muy oscuros de guerras, corrupción, Pol Pot...

Lo primero fue comprar el visado para entrar en Camboya (20$ por persona), como no llevábamos dólares, nos dejaron pagar con €. Eran muy peculiares los policías de aduanas que parecían más bien generales con su sombrero de plato y sus trajes llenos de galones y adornos, mucha burocracia y mil sellos, pero al final nos dejaron pasar.

A la salida del aeropuerto ya nos estaba esperando nuestro guía Tonha, quien desde el primer momento nos pareció muy simpático y atento, cambiamos unos € por riales (1€ = 4,524 riales), por cierto los billetes nos pareció que tenían un poco desagradable y como que estuviesen muy viejos.

Tonha nos va contando cosas del país y de Angkor. La verdad que fue todo un lujo contar con él y nuestro conductor todo nuestra estancia allí sólo para nosotros. El conductor también era muy simpático y atento, y eso que estaba la barrera del idioma... En principio debíamos pasar primero por el hotel, pero Tonha nos propuso ir a ver antes a unos templos, y como nosotros somos unos curiosos natos, pues allá que vamos a ver Angkor.

Angkor es patrimonio de la humanidad, es un parque natural lleno de ruinas de templos de la época de esplendor del Reino Jemer (en su época era de las ciudades más importantes del mundo, pero ahora sólo quedan ruinas de templos, nada de casas o palacios), la naturaleza es increíble con árboles enormes, lagos, monos, termitas... y muchísima vegetación.

Para entrar hay que comprar un pase de 1 día, de 2 o de 7, el nuestro fue de 2 días, para hacértelo es necesario llevar una foto y tienes que llevarlo siempre, ya que te lo piden para acceder a los diferentes templos.

Primero fuimos a ver el Angkor Thom y la Puerta Sur, buff ya nos pareció eso simplemente espectacular! La entrada está franqueada por un camino de estatuas de guardianes y demonios que sujetan una serpiente o naga.





La puerta está coronada por las cuatro caras de Buda, típicas del rey Jayabarman VII "el buen rey". Angkor Thom tiene 5 puertas: la del Sur, la del Norte, la del Este, la del Oeste y la de la Victoria.
Al primer templo que nos llevó nuestro guía fue al Templo de Phimeanakas (Bayón), es un templo pirámide porque es hinduista. Impresionante con sus cinco torres coronadas por las cuatro caras del Buda. Fue el primer contacto con las escaleras de Angkor, buff cómo costó subirlas. Según nos explicó Tonha los templos hinduistas son en forma de pirámide para imitar a la montaña sagrada de Neru y tienen foso que significa el mar que rodea la montaña sagrada.

Estamos alucinados, este templo es una pasada, tiene como un aúrea de misterio, lleno de decoración, las estatuas que se mantienen te dejan intuir que esto debía ser increiblemente precioso!

Hay muchas representaciones de Apsaras que eran las bailarinas que bailaban y estaban en contacto con los dioses, por eso sólo las podía ver bailar el rey, solían ser hijas de ministros del rey y gente importante.

En las paredes del Templo también se ven murales en piedra tallada de la vida cotidiana de la época, de las guerras contra los Champas. También decoran el Templo un montón de Singhas y Nagas y Gorudas.

El Templo es ahora budista, ya que después de la muerte de Jayabarma VII, el Budismo sustituyó al Hinduismo.


Diversas fotos de este templo increíble:













Nuestra siguiente visita fue a la Terraza de los Elefantes, que también fue construida por Jayabarma VII, era un complejo para celebraciones y espectáculos. El rey se situaba en una especie de terraza, cuyo muro está decorado con muchos elefantes de ahí su nombre, desde la que veía el espectáculo o se dirigía a la gente. Es una explanada abierta, delimitada con cinco torres casi derruidas.










Al lado derecho se puede ver el Templo del llamado Rey Leproso. Es también una terraza en la que en la parte superior está situada un crematorio para el rey Jayabarma VII, por el que se paseaba el cuerpo 1,3,5 veces antes de cremarlo. Lo del Rey Leproso es porque la figura encontrada está sin los dedos de la mano derecha, donde tiene muñones, aunque otra teoría dice que que podía representar a Brama el Dios que decidía si ibas al cielo o al infierno.
Tras la visita de estos Templos, y un poco cansados el guía nos llevó al hotel La Residence d´Angkor. Es precioso y la gente muy atenta y amable, la habitación era increíble y con una bañera enorme. Además nos regalaron una agenda del año preciosa con fotos de Angkor y una tarjeta de bienvenida al hotel.

Tonha se despidió quedando en venir a buscarnos a las 15.30h. Tras despedirnos de él, bajamos a comer al restaurante del hotel. Qué buena la comida del hotel, todo riquísimo!

Tras descansar un poco en la habitación, , bajamos a la recepción donde el guía ya nos está esperando. Nos comenta que Angkor Wat fue construido ya en el siglo XII. También nos comentó muchas cosas sobre Camboya y el templo de Angkor Wat, como su diámetro del foso, del terreno que ocupa, la altura de la torre principal de 67m si no recordamos mal, de las organizaciones que ayudan a su restauración...

Llegamos por la puerta Oeste de Angkor Wat, impresionante, donde los niños nos asaltan para vendernos postales, libros... Son un poco pesados pero muy correctos y amables, la verdad es que te duele ver a todos estos pobres niños descalzos y algunos muy sucios... pero qué puedes hacer? Llevarte todos a tu país? Buff... así que compramos muchas postales y dimos algunos riales a los que nos parecían más pobres. Estos niños nos parecieron muy guapos y siempre están sonriendo...

La calzada de entrada a Angkor Wat es alucinante. A ambos lados hay guardianes que sujetan una naga (serpiente) y hay cinco puertas de entrada: la central para el rey (sólo él podía pasar por ella), las dos siguientes eran para los ministros y gente de la realeza, y las dos más laterales para que entraran los elefantes, ya que no tenían escaleras.

La entrada está decorada con galerías en las que hay esculpidas hermosas apsaras y motivos geométricos. Cruzamos las puertas, y la calzada nos va acercando al Templo central, a ambos lados de la calzada hay bibliotecas (había hasta 6), en ellas se guardaban documentos escritos en hojas de palma. También hay lagos artificiales.


Entramos en el templo principal, lo primero que se encuentra son unas galerías que en sus paredes tienen labradas el Ramayana, pasamos dentro y Tonha nos dijó que si nos atrevíamos a subir a la torre central, donde subía el rey a rezar, y claro que nos atrevimos! Menuda subidita! Los escalones son muy estrechos y más que subir escaleras parecía que estuviesemos escalando.


Arriba había 4 piscinas y una torre central, en las piscinas era donde el rey se purificaba y en la torre central estaba la figura de Visnu, aunque ahora hay un Buda, puesto que el templo pasó de ser hinduista a ser budista como en todos los demás.

La tarde se fue nublando y poniéndose gris, así que nuestra idea de ver la puesta de sol desde Angkor Wat como que no iba a ser posible, y más cuando empezó a diluviar. Lo peor era que ahora cualquiera era capaz de bajar esas escaleras tan empinadas con la que estaba cayendo... Nos quedamos resguardados un rato, hasta que nos lanzamos y nos pareció que no llovía tan fuerte para decidirnos a bajar por la única escalera que tiene barandilla (y por donde bajan todos los turistas). Al final llegamos sanos y salvos abajo!

Es impresionante! Nos alegramos infinitamente de haber ido hasta allí y animamos a todo el mundo que no deje pasar la oportunidad de ver uno de los sitios más bonitos que hay!

Cansados del día, el guía nos llevó al restaurante donde íbamos a cenar, nos preguntó si podíamos ir solos, y claro que podíamos! Se despidió de nosotros hasta el día siguiente, y antes de volver, nos fuimos al mercado donde compramos unas camisetas y una máscara. Estaba muy bien el mercado, muy ordenado y limpio, y la gente era muy educada. También vendían libros de Angkor y guías del Loney Planet muy baratas, lo malo es que todas estaban en inglés o francés.

Decidimos ir a cenar directamente, para así luego ir al hotel y descansar. La cena estaba muy rica y la cerveza Angkor muy buena, pero se notaba que estábamos muy cansados y del cansancio tampoco teníamos mucho hambre. Y con el estómago lleno, regresamos al hotel donde descansamos y dormimos como bebés.


DIA 14:

Esa noche descansamos fenomenal, aunque la bajada de Angkor Wat nos dejó de regalo a cada uno un tirón en la pierna, así que casi ni podíamos andar... pero estas ruinas merecían cualquier esfuerzo. Esperábamos y deseábamos que la mayoría de los templos que nos quedaban por visitar fueran budistas, más que nada porque serían en llano, no como los hinduistas que al imitar la montaña sagrada Menu son en escalera. Tona nos había explicado el día anterior que suelen tener los templos hinduistas 3,5 o 109 torres: 3 pr los dioses hindús (Shiva, Brama y Visnut), 5 por las montaña que representan a la montaña sagrada y 109 por las regiones del mundo.

La Residence nos encantó, la habitación era una pasada, el hotel también y el desayuno estaba muy bien, así que tras desayunar, a las 8.30h ya estábamos en recepción donde ya nos esperaba nuestro guía para empezar la visita.

Ese día entramos por otro lado, pasamos por una zona donde se podían ver arrozales, si bien Tona nos explicó que la mayoría de la gente venderá sus tierras para construir hoteles... nos alegramos muchísimo de visitar Angkor en ese momento porque todavía no estaba demasiado explotado a nivel turístico y aún conservaba su encanto natural.

El primer templo que visitamos fue el Prasat Kravan, es hindú y está consagrado a Visnut. Es del siglo X (de los más antiguos) y es bastante pequeño. Tiene 5 torres y lo más importante de él es que en 2 torres por dentro se conserva parte del relieve original, en una es de Visnut y en otra de una de sus mujeres llamada Lakshmi. Todos los templos hindúes de Angkor tenían un foso, para protegerlos y para marcar que esa zona era de los dioses.


Después visitamos el Pre Rup que también es hindú ydel siglo X. Era el templo principal de la capital antes d que la trasladaran a Angkor. Se cree que ahí era donde incineraban, pero no es seguro del todo. Está peor conservado que el anterior, y también tiene 5 torres, así que nos tocó de nuevo subir más escaleras! En cada terraza tiene un shinga (tigre). Tonha nos explicó que hay varios animales sagrados: shinga (tigre), naga (serpiente) y garuda (pájaro mitológico). En cada una de las torres había una figura de tres dioses (Shiva, Visnut y Brama) así como de dos de sus mujeres.

A la entrada de los templos, había gente vendiéndote cosas, sobre todo niños. Buff lo pasamos fatal porque ahí si que parecían de verdad que no tenían para comer (no como en otros países que habíamos visitado). Así que compramos muchas postales a estos niños.

Y desde allí fuimos al East Mebon, que es también del siglo X y es hindú (de Visnut). Estaba dentro de un lago artificial. En cada terraza tiene un elefante en cada esquin. Había un niño mudo que nos seguía y que se terminó haciendo nuestro amigo, nos regaló unos dibujos y nosotros le dimos algunas monedas (querían sobre todo euros).

El siguiente templo fue Ta Som que en la entrada tiene la puerta con las 4 caras, que según nos explico el guía pueden ser las caras de Buda expresando sus 4 virtudes o caras del rey que mira a todo su reino.

Este templo es más pequeño y lo estaban restaurando, de hecho se veía como estaban uniendo los relieves, pero en esa época no trabajaban en ello (la mayoría son estudiantes y estaban con sus clases). Este templo tiene algunos árboles, pero Tonha nos comentó que los iban a cortar para poder restaurarlo en condiciones. También nos dijó que por la tarde veríamos otro lleno de árboles.











Después fuimos al Neak Pean que era una especie de hospital del cuerpo y del espíritu. Se componía de 5 piscinas y por lo visto, cuando estabas malo ibas allí y los monjes según tu enfermedad te enviaban a una de las cuatro fuentes: humano, shinga, garuda y elefante. Al lado de la torre central hay una figura mitológica que habla de la sanación.

Y por último antes de comer, fuimos al Preah Khan que es un templo enorme del siglo XII y que fue una de las primeras universidades. Estaba rodeado por un lago y tiene una naga cogida por guerreros y demonios a a entrada. Tenía una sala donde bailaban las apsaras o bailarinas.











Tras esto nos llevaron a comer a una restaurante en Siam Reap de comida camboyana, estaba todo muy bueno, sobre todo el pescado. Y después de comer nos llevaron al hotel para descansar un rato. Aprovechamos para darnos un baño en la piscina del hotel y a leer un rato tumbados en las tumbonas. Y a las 15.30h de nuevo listos para seguir con nuestra visita por Angkor.

De vuelta a Angkor, Tonha nos volvió a explicar el significado de las 5 puertas de la ciudad. Por la del Sur entraba y salía todo el mundo; por la del Norte a los que por su delitos les cortaban las manos y ya no podían volver; por la del Este salían los muertos; por la del Oeste a los que les cortaban la cabeza como castigo; y por la de la Victoria el ejército al salir o volver de la batalla.

El primer templo de la tarde fue el Srah Srang que era una piscina para el rey, se empezó en el siglo IX pero se acabó en el X. Dentro había un templo flotante, y era para que el rey se purificará en el agua antes de entrar a orar, esto obedecía a una creencia hindú. En la actualidad sólo queda la terraza del lago y el lago pero nada del templo.

Desde ahí fuimos al Banteay Kdei, que es del siglo XII, construido por el rey Jayavarman VII y era un templo público (para todo el mundo). Tiene también las cuatro caras a la entrada típicas de este reinado, y en las ventanas las rejas con sus cortinas (todo ello en piedra) que tanto nos llamaron la atención. Es una unión también entre el budismo y el hinduismo que tanto proclamó este rey, lo único que el rey posterior a él quiso volver al hinduismo y destruyó todos los Budas o los reutilizó.



Tras esto fuimos a ver el Ta Prohm o "el templo de los árboles", también es del siglo XII y fue construido por Jayavarman VII. Es una pasada de templo, tanto por la mano del hombre como por la de la naturaleza. Resulta impresionante ver dónde han nacido los árboles y las formas tan caprichosas que tienen. Tonha nos explicó que al principio se pensó en cortarles para poder restaurar el templo, pero después se optó por conservarles, ya que forman parte del encanto del templo, y restaurar las zonas sin árboles.

Varias fotos:












Tonha nos llevó a ver un relieve de un animal que algunos ven como un dinosaurio, pero sólo se trata de la imaginación del escultor... o no?

Camino del último templo que visitaríamos, nuestro guía nos explicó algunos tipos de árboles, como uno que está lleno de pinchos y donde se creen que van los adúlteros cuando mueren. También vimos varias colonias de termitas.

El último templo se llama Ta Keo que está dedicado a Shiva. Está sin terminar porque cuando lo estaban construyendo cayó un rayo, y lo interpretaron como que el dios no deseaba esa obra, así que lo dejaron tal cual.

Y así acabó nuestra visita a estas maravillosas y espectaculares ruinas de Angkor, encima el tiempo se comportó y nos aguantó sin llover.

Un tanto cansados llegamos al hotel, así que decidimos quedarnos descansando hasta que Tonha llegase a las 20h a buscarnos para llevarnos a cenar. La cena era típica camboyana y estaba muy rica, de primero nos pusieron dos tipos de rollitos (unos fritos y otros no, que fueron lo que menos nos gustó), después arroz y pescado de dos tipos y verduras. El pescado estaba buenísimo. Y de postre unos pastelitos un poco raros pero que estaban muy buenos.

Y con el estómago lleno, volvimos a la Residence donde decidimos ir al bar a tomarnos unos cócteles que estaban muy bien. Este hotel es precioso! Lo recomendamos.

Y ya cansados a descansar...

DIA 15:

Tras recoger las cosas y desayunar, nos tocó decir hasta siempre al hotel de ensueño donde pasamos estos dos días en Camboya y a Camboya que nos encantó!

Tonha nos acompañó hasta el aeropuerto, allí nos despedimos de él y de nuestro chófer. Tras embarcar la maleta, nos tocó pagar el impuesto de salida del país y pasar con el pasaporte ante todos los "coroneles - selladores" que había, era increíble!

Nos tocó hacer un poco de tiempo hasta la salida del avión, así que nos pusimos a mirar las tiendas y a observar la gente. Lo que nos pareció increíble es que allí vimos una pareja que nos suena de vista de Valladolid! El mundo realmente es un pañuelo!
El vuelo hasta Bangkok fue con Air Bangkok, el avión era de hélice pero estaba muy bien y nos pusieron una comida muy buena y completa para ser de avión, con helado y todo.

En Bangkok no tocó de nuevo hacer los trámites de inmigración y hacer cola, pero bueno. Cuando salimos ya nos estaba esperando una chica para llevarnos al hotel, se notaba que ese día había menos tráfico y llegamos rápido la Royal Orchid Sheraton. Nos dieron las maletas que habíamos dejado en consigna antes de ir a Camboy, y tras discutir un poco con el guía sobre nuestro horario de recogida del día siguiente, subimos a la habitación.

Descansamos un rato y nos pusimos frescos, y nos fuimos a comer por ahí. Se nos antojó ir al Hard Rock Cafe así que buscamos la dirección en las guías amarillas. Cogimos un taxi en el hotel para que nos llevará, pero el conductor era un tanto caradura porque cuando le dijimos donde queríamos ir, nos insistió en que él conocía una marisquería muy buena, cuando le dijimos que no, va y nos saltó que el Hard Rock estaba cerrado... cosa que era mentira!

Este restaurante estaba en una zona muy moderna, llena de rascacielos y en plan medio futurista. Ya en el Hard Rock nos pedimos comida más occidental, y aunque fue un poco caro, nos mereció la pena por cambiar de tanta comida asiática. Lo que nos dejó alucinados fue la cantidad de parejitas que había de chico occidental y chica thailandesa... un poco raro, no?

Tras comer, decidimos dar una vuelta para bajar la comida y ver el mercado MBK que es un súper centro comercial, es enorme! Tiene de todo, desde una especie de tienda tipo Corte Inglés, hasta tiendas tipo mercadillo con souvenirs y todo. Mirando mirando, vimos que los zapatos eran muy baratos, así que nos compramos un par cada uno. Y tan contentos, cogimos un taxi para volver al hotel.

Nos gustó mucho el ir hasta allí, porque es como ver otra ciudad más futurista, y es que Bangkok es una mega urbe, así que es lógico que tenga de todo.
Tras una ducha y descansar un rato, nos fuimos al Mercado de la Noria a hacer las últimas compras en Thailandia. Qué calor hace en esta ciudad, en cuanto andas 10 minutos, ya estás todo sudado!

Como no teníamos mucho hambre, no cenamos y fuimos directamente de compras para coger los últimos regalillos. Tras comprar fuimos a la terraza que tenían montada al lado del mercado, para tomarnos unas cervezas. Ese día como no había fútbol, había actuaciones en directo, lo que nos chocaba era cuando bailaban la música de Shakira... que poco ritmo.

Para volver al hotel, tomamos un tuctuc, el conductor era todo un tipejo. Nos preguntó que de dónde eramos y al decirle que de España, nos dijó que a él le gustaban mucho los motoristas españoles... y a partir de ahí se emocionó y no paró de hacer el cafre! Pero gracias a Dios, llegamos sanos y salvos al hotel.

Antes de dormir, hicimos las maletas... qué de cosas con tanto regalo! Temíamos pasarnos de peso... Y a dormir, que a las 5.30h sonaba el despertador, para dejar definitivamene Thailandia...
CONTINUARA... en el siguiente post, hablaremos de nuestros días en Bali.