26 dic. 2009

Este mes conocemos la Isla de Navidad



Este mes, en nuestro acercamiento a tratar de conocer este mundo que habitamos, hacemos parada en el Territorio de la Isla de Navidad, que creemos que por las fechas es el más sugerente... por su nombre claro!

La isla de Navidad es un territorio sin autogobierno de Australia en el océano Índico, a 2.360 al noroeste dePerth, en el estado de Australia Occidental, a 500 km al sur de Yakarta, la capital de Indonesia y a 975 km de las Islas Cocos. En la isla viven unas 1.500 personas, divididas en poblados en el extremo septentrional de la misma. Los asentamientos se llaman: Silver City, Kampong, Poon Saan y Drumsite. Siendo su capital administrativa la localidad llamada The Settlement (La colonia).

Visitadas por los navegantes malayos desde tiempos remotos, los navegantes ingleses y neerlandeses la incluyeron en sus mapas a comienzos del siglo XVII, y el Capitán William Mynors de la East India Ship Company, al mando de la Royal Mary, llegó el día de navidad de 1643, de ahí el nombre de Christmas Island. Pese a que se realizaron varias visitas posteriormente, el primer intento de explorarla fue en 1857 por la tripulación de la HMS Amethyst. Ellos trataron de llegar a la cima de la isla, pero no pudieron.

DATOS GENERALES:
- Capital: Flying Fish Cove
- Ciudad más poblada: The Settlement.
- Idioma oficial: Inglés.
- Forma de gobierno: Territorio externo.
- Dependencia de Australia.
- Moneda: Dólar australiano.
- Gentilicio: de la Isla de Navidad.

HISTORIA:
Durante el periodo 1872-76 el naturalista John Murray realizó revisiones extensas. En 1887, el Capitán Maclear del HMS 'Flying Fish, habiendo descubierto un fondeadero en una bahía que llamó Flying Fish Cove, hizo una pequeña pero interesante colección de la flora y la fauna. En el año siguiente, Pelham Aldrich, a bordo del HMS 'Egeria , que visitó durante diez días, acompañado por J. J. Lister, que reunió una colección más grande biológicos y mineralógicos. Poco después, fue establecido un pequeño asentamiento en Flying Fish Cove por Clunies G. Ross, el dueño de las Islas Keeling (unos 900 kilómetros al sur-oeste) para recoger la madera y los suministros para la industria creciente en Islas Cocos.

En 1888 los hermanos Clunies-Ross fundaron un asentamiento para recoger madera y otros productos con destino a la creciente economía de las Islas Cocos. Ese año se descubrieron importantes yacimientos de fosfato, lo que provocó la inmediata anexión de la isla por el Reino Unido. Se inició la explotación con coolies, trabajadores llegados de Malasia, China y Singapur. En 1889 la administración colonial inglesa se ejercía dentro de la llamada Colonia de los Estrechos (o Colonias de los Estrechos), en 1900 la administración colonial inglesa se efectuó desde Singapur.

La Segunda Guerra Mundial provocó la invasión japonesa en 1942. A su término, la derrota japonesa devolvió la soberanía británica, al cesar el control efectivo del Reino Unido sobre Singapur y Malaysia el territorio de la isla de Navidad quedó como posesión colonial inglesa el 1 de enero de 1958. A petición de Australia, el Reino Unido transfirió la soberanía a Australia, el 1 de octubre de ese mismo año, el gobierno australiano pagó al gobierno de Singapur £2,9 millones en concepto de indemnización, una cifra basada principalmente en un valor estimado de las pérdidas de fosfato de Singapur.

A fines del siglo XX los dos tercios de la población era de origen chino. Los años ochenta y noventa del siglo XX, y los primeros años del XXI vieron la llegada de cientos de precarias embarcaciones con peticionarios de asilo, procedentes de países del centro y sudeste de Asia - Afganistán, Sri Lanka etc.
Este archipiélago, al igual que el adyacente de las islas Cocos, ha sido reivindicado infructuosamente por Indonesia desde 1947

GOBIERNO:
La Isla de Navidad es un territorio no autónomo de Australia, administrado por el departamento del Procurador General de la República. El sistema legislativo está bajo el poder del gobernador general de Australia y de la ley australiana. Un administrador designado por el gobernador, representa a la monarca y a Australia.
El gobierno australiano proporciona los servicios gubernamentales del Commonwealth con la administración de la Isla de Navidad y el departamento de infraestructura. No hay gobierno estatal; en lugar, el tipo de servicios del gobierno estatal es proporcionada por los contratistas, incluyendo departamentos del gobierno australiano occidental. Un condado unicameral de la Isla de Navidad con 9 asientos proporciona los servicios gubernamentales locales y es elegido por voto popular para servir terminos de cuatro años. Las elecciones se celebran cada dos años, con mitad de los miembros que se colocan para la elección.

Los residentes de la Isla de Navidad que son ciudadanos australianos también votan en elecciones (federales) de la Commowealth. A los senadores del Territorio del Norte representan a los residentes de la Isla de Navidad en la cámara de representantes con la división del Territorio del Norte de Lingiari y en el senado.

POBLACION:
En 2006, la población estimada fue de 1.493. La composición étnica es de 70% chinos, 20% europeos y el 10% de malayos. Religiones que se practican en la Isla de Navidad son el budismo 75%, cristianismo 12%, Islam 10% y otros 3%. El inglés es el idioma oficial, pero Hokkien y malayo también se hablan.
GEOGRAFÍA:
La isla es la cumbre de una montaña submarina de más de 4.500 metros sobre el nivel del mar, la profundidad de la plataforma desde la que se eleva es de 4.200 metros y su altura sobre el nivel del mar está a más de 300 metros. La montaña fue originalmente un volcán.
El clima es tropical, con calor y humedad moderada por los vientos alisios. Abruptos acantilados a lo largo de gran parte de la costa se elevan abruptamente a una meseta central. La mayor elevación de la isla es el Murray Hill de 361 metros sobre el nivel del mar.


TRANSPORTE:
Hay solo un ferrocarril en la isla, que tiene 18 km de longitud, construido en 1914, vá desde la ensenada de los pescados de vuelo hasta la mina de fosfato. Fue cerrado en diciembre de 1987, cuando el gobierno australiano cerró la mina, está en gran parte intacto.
En cuanto al transporte aéreo, la mayoría de los vuelos se hacen una vez a la semana, van a Perth en Australia y a Malasia.
La red de carreteras cubre a gran parte de la isla y es generalmente de buena calidad, aunque los vehículos de cuatro ruedas sean necesarios para tener acceso a más partes distantes de la selva tropical o de las playas aisladas, que son solamente accesibles por los caminos de tierra ásperos.
TURISMO:
La Isla de Navidad es una de las hazañas de la naturaleza más impresionantes, es una isla llena de maravillas naturales: donde se produce la migración anual del cangrejo rojo, donde ver aves raras e insólitas y maravillosas playas desiertas, donde las únicas huellas en la arena son las de tortugas anidando.
Con tantas especies endémicas en la isla a menudo se la llama como las Galápagos del Océano Índico. Sin embargo, también muestra una curiosa mezcla de culturas e historia, por lo que creemos que visitarlas tiene que ser bastante curioso y sorprendente!
Además el 63% de la Isla de Navidad es Parque Nacional, por lo que se puede dar un paseo por la selva y hay varios paseos posibles de diferentes dificultades.
Se tardó millones de años para que la Isla saliera de la inmensas profundidades del Océano Índico. Y el aislamiento ha limitado el número de plantas y animales capaces de llegar a estas costas distantes y sobrevivir. Como resultado, la ecología de la isla se ha desarrollado de una manera distintiva. Algunas especies sólo se pueden observar allí, por lo que para los amantes de la naturaleza, será un destino de lo más indicado.

Además cabe decir que en el marco de los procesos para elegir a las Siete Maravillas del Mundo Natural, que representarán lo más destacado de los escenarios naturales a nivel mundial, esta candidata de Oceanía promete conseguir numerosos votos para ser incluida entre los primeros siete lugares más votados.
Para llegar a la isla de la Navidad, la mejor opción es partir de Yakarta, capital deIndonesia, ubicada 500 kilómetros al norte. También se puede acceder desde Perth, en Australia Occidental.

Ojala algún día podamos visitarla... aunque el paisaje no sea para nada el típico navideño!!!

20 dic. 2009

Llega el crudo invierno a Valladolid!

Hoy queremos compartir una fotos de nuestra ciudad... una de las fuentes más conocidas de Valladolid, totalmente helada! Y es que esta noche ha habido -7º C!!!!





18 dic. 2009

Viaje a Egipto

Creamos este post para recopilar toda nuestra información sobre Egipto, y ayudar en la medida de lo posible a la gente que viaje allí o simplemente que quiera conocerlo un poco más.
- Para conocer nuestro Diario de viaje, que realizamos en 2009 (Parte , , , , , , y ) y un vídeo nuestro.
- Un poco sobre los mitos egipcios, sus dioses y las momias


Además, otros sitios que pueden ser de interés:
- sitio web sobre Egipto al descubierto con amplia información y recreación de monumentos
- Información sobre las pirámides en general
Información de templos y restos arqueológicos:
Esperamos que os sea de utilidad y si tenéis algo más, que nos lo digáis para poder conocerlo... gracias!

17 dic. 2009

Diario de nuestro Viaje a Egipto VIII

Viene de la Parte 1ª, Parte 2ª, Parte 3ª, Parte 4ª, Parte 5ª, Parte 6ª y Parte 7ª.

DIA 7:

Esa noche dormimos genial, sin los ruidos del tráfico... y menos mal porque ese día nos esperaban muchas cosas por ver... Desayunamos fuerte en el buffet, y ya con las pilas cargadas, salimos donde habíamos quedado con Sami, quien ya nos estaba esperando.

Sami nos dijó de ir primero al Museo Arqueológico, pero la verdad es que nosotros preferíamos ver la ciudad, porque conociéndonos sabíamos que en el Museo nos podíamos tirar horas... y sobre todo nos apetecía ver el Cairo. Así que primero fuimos a visitar el Barrio Copto.

De camino, Sami paró a repostar, pero para nuestra sorpresa lo que echó fue gas y es que el coche es de gas y gasoil! Qué curioso! Aunque eso de hechar gas con nosotros dentro... no sabemos sino sería un tanto peligroso, pero bueno...

El Barrio Copto se llama así porque es cristiano y los cristianos egipcios son coptos, que es una rama del Cristianismo más parecida quizás a los ortodoxos. Este barrio, siempre ha sido un baluarte de la Cristiandad y antiguamente hubó más de 20 iglesias en menos de un kilómetro cuadrado, aunque ahora sólo quedan unas cuantas.

Sami nos dejó al lado y nos esperó en un café. Para acceder a este barrio de callejuelas medievales y laberínticas, hay dos entradas. Si queréis un mapa de este barrio, pinchar aquí.

Entramos por una especie de escalera subterránea, dando con un callejón donde venden libros y fotos antiguas. Así llegamos al Convento de San Jorge, donde pasamos a ver la Iglesia. Estaba llena de niños, como de un colegio, estaba un tanto deteriorada y para entrar donde están los Iconos hay que descalzarse. Eran muy curiosos los cuadros, parecían un poco de todo a cien... Había gente que se ponía como unas cadenas, una señora muy amable nos las pusó también a nosotros, aunque no sabemos su significado.

De ahí, fuimos en busca de la Iglesia de San Sergio que es la más antigua, vaya laberinto de callejuelas! Debajo de esta Iglesia, hay una cueva que es donde se dice que se escondió la Sagrada Familia cuando huyó a Egipto. Pero apenas la pudimos ver porque estaban en misa. Nos recordó mucho a las ceremonias de Rumania, son muy largas y solemnes.
Paseamos por sus callejuelas, en busca de nuevas cosas por ver. Entramos en una iglesia más moderna, lo que nos sorprendió fue que la gente ahí era aún muy religiosa...
Para ver la famosa Iglesia Colgante, nos tocó salir fuera. Está justo enfrente del Museo Copto y al lado de los restos de las fortificaciones creadas por Trajano. La Iglesia Colgante, tiene una gran escalinata para acceder.


Y sorpresa... había un bautizo! Qué graciosos el niño y la niña vestidos como de mini obispos... qué suerte el poder verlo! Lo cierto, es que esa iglesia es preciosa, vaya joya el trabajo en la madera.












Y así dimos por terminada nuestra visita a este barrio. Fuimos al café donde habíamos quedado con Sami, que estaba sentado con dos hombres. Nos sentamos con ellos, María tomó un té y Alberto un café turco. Qué extraño y qué lujo poder estar sentados allí, en un café auténtico, rodeados de hombres bebiendo, con sus sishas y jugando al domino...

Desde allí, nos fuimos a la Ciudadela para visitar la Mezquita de Alabastro o de Mohamed Ali. La Ciudadela fue residencia de los gobernadores de Egipto, durante aproximádamente 700 años. Ahí se hallan tres mezquitas muy distintas, varios palacios que ahora son museos y varias terrazas con bellas vistas al Cairo. Un mapa de la Ciudadela.

Pagamos la entrada y para dentro. La Mezquita de Alabastro es una pasada, y eso que estaba muy sucia, porque si estuviese blanca, sería realmente espectacular! Justo al lado hay una terraza desde donde se ve muy bien El Cairo, vaya mega urbe!

La entrada a la Mezquita es por un lateral. Para entrar hay que quitarse los zapatos, que llevamos con nosotros. Según entras, das con el patio que tiene en el centro las fuentes para las abluciones. Ahí es donde está el reloj que cambió Mohamed Ali con Francia por el obelisco de Luxor, lo mejor de todo, es que nunca funcionó!


Dentro está todo cubierto por alfombras y había un montón de gente que se te ofrece como guía. Nos sentamos en el suelo para verla bien y leernos lo que viene en la guía. Nos recordó un poco a Santa Sofía de Estambul, a María por las fotos y a Alberto de cuando visitó esa mágica ciudad.

Desde allí, nos fuimos a ver la Mezquita de an-Nasir Mohamed, que es la única estructura que queda en pie de los tiempos de los mamelucos. Es bastante distinta de la de Alabastro, y se notaba que allí ya no iban tantos turistas.

Dimos una vuelta por la Ciudadela, buscando en pozo de José que supuestamente hay, pero por más vueltas que dimos no lo encontramos. No visitamos ninguno de los diversos museos que hay en los palacios, ninguno nos atraía demasiado y tampoco es que tuvieramos mucho tiempo...

Dejamos la Ciudadela para ir hasta donde estaba Sami. La gente miraba bastante a María, normal, ellos iban con abrigo y ella con manga corta! Cuando fuimos era invierno, pero para nosotros hacía calor... pero la verdad es que en ningún momento María se sintió acosada por las miradas ni nada de eso. La verdad es que los egipcios nos parecieron bastante correctos en ese sentido.

De ahí, fuimos a ver las dos mezquitas que están al lado. La mezquita-madrasa del Sultán Hassan y la mezquita de ar-Rifai, que ya desde fuera son increíbles! Pagamos las entradas que son por separado, y para adentro.

Primero fuimos a la del Sultán Hassan, donde nos hicieron dejar los zapatos fuera (luego a dar propina, claro) y pasamos a verla. Es de la época de los mamelucos y es una joya. Era también una escuela, no sólo una mezquita. Es enorme y tiene un montón de recovecos. Está construida a escala de las grandes catedrales europeas y tardaron sólo 7 años en construirla. Contiene el mausoleo del sultán Hassan.

Tras verla, pasamos a ver la Mezquita de ar-Rifai que está justo enfrente y donde parece que hay más culto. Aquí ya habíamos aprendido y nos llevamos los zapatos con nosotros en la mano. Aunque parece de la misma época que la anterior, más de 600 años las separan. Allí hay varias tumbas reales.

Y de nuevo a donde habíamos quedado con Sami. Seguimos con nuestro acercamiento al Islam, ya que ahora íbamos a ver la Mezquita de Ibn Tulun. Por si os interesa, un mapa de la zona islámica del Cairo.
Es el monumento musulmán más antiguo que se conserva y se mantiene en funcionamiento. Se inspiró en la antigua mezquita de Samarna (Iraq). Primero tiene una muralla, y después un patio cuadrado de 90m de lado con el minarete en espiral en el centro, y se halla bordeado de una enorme arcada en sus cuatro lados. Es muy simple y geométrica en sus formas, lo que hace que sea preciosa. Lo que nos pareció más curioso, es que según la guía, las maderas que hay encima de los arcos dicen que eran del Arca de Noé...
Y con un hambre de escándalo, y contentos porque ya habíamos visto casi todo lo que queríamos ver, le indicamos a Sami que nos llevará al Museo Egipcio.

Qué caos de ciudad! Vaya tráfico! Vimos un semáforo (el único), pero no sirve para nada, porque nadie lo respeta! Sami si que paró, pero fue casi peor, así que al final tiró... Nos dejó en un aparcamiento cercano al Museo, y para allá fuimos a verlo!
Qué de gente! Es como si todos los turistas estuviesen allí, porque la verdad es que fuera del Museo tampoco vimos tantos...
Lo primero que hicimos tras sacar la entrada, fue ir a comer. Fuimos a la cafetería que había en un lateral del museo, y nos dejó alucinados, porque para ser uno de los Museos más visitados del mundo es súper cutre! No recomendamos a nadie ir allí... nosotros comimos algo, pero todo bastante cutre y el servicio muy deficiente.
Y directos para el Museo. Según entras, la primera impresión que tienes es que es enorme y que no sabes ni dónde mirar de tantas cosas como hay! Lo cierto, es que nos pareció más un almacén de antigüedades que un museo, vaya chasco!
Decidimos visitarlo tranquilamente, sin agobiarnos, parándonos donde nos interesará... porque verlo todo es humanamente imposible, se necesitarían un par de días enteros como mínimo!
La planta baja sigue un orden cronológico. Lo que más nos impactó fue la sala dedicada al faraón hereje Akenatón y a su dios Atón. Vaya personaje! Parecía un extraterrestre, vaya cuerpo más raro... y es que María se estaba leyendo "Sinhué el egpicio" y claro, le atraía conocerlo un poquito más...
También está la estatua de diorita negra de Kefrén (perfecta), la conocida como "el alcalde de la aldea" que es una estatua de madera, estatuas procedentes de Medium y muchísimas más cosas...
Subimos a la primera planta, donde se halla todo lo encontrado de Tutankamón, increíble! No pensamos que hubiese tantísimas cosas, vaya despliegue de oro y de trabajos orfebres... una verdadera pasada! Y se nota, que ahí es donde están todos los turistas... Entramos como en una especie de cámara acorazada, que es donde está la famosa máscara del sarcófago y las principales joyas del ajuar funerario.
Paseamos un poco más por el Museo, donde también hay momias de diversos animales. Y un tanto agobiados por tantas cosas, salimos.
Al final, estuvimos algo más de lo que esperábamos. Fuimos donde habíamos quedado con Sami y desde ahí nos llevó al-Khalili. Sami nos dejó en el mismo sitio que el día anterior, y fuimos directos al Fishawi´s a tomarnos un té y fumarnos una sisha. Ese día había muchos menos turistas que el día anterior, casi éramos los únicos así que normal que nos persiguieran los vendedores...
Ese día nos sentamos dentro, vaya agobio, pero mola. Nos resultó muy curioso, un grupo de chicas que se llevaron allí la comida rápida y se la comieron allí mientras fumaban la tradicional sisha. Antes de irnos de este gran bazar, regateamos y nos compramos una sisha... la verdad es que aún no la hemos estrenado!
Y hacia donde estaba Sami. Estábamos muertos! Y camino del hotel. La verdad es que gracias a Sami, creemos que conocimos más la ciudad y que estuvimos en sitios más reales. Lo más divertido fue cuando nos vendía unos cabritos que tenía y le dijimos que estaban muy buenos... nos miró con una cara de "estos españoles están locos!, la cabra se come grande"...
Vaya paliza de día, pero mereció la pena... Ya en el hotel, el chico del ascensor nos dijó que desde la azotea hay una vista muy bonita de las Pirámides... así que fuimos a verla, preciosas!
Y tras una duchita reconstituyente y un poco de relax, decidimos cenar en uno de los restaurantes del hotel. En concreto fuimos a uno que era tipo italiano. Muy rico todo y súper abundante... estábamos casi solos, así que la cena fue súper tranquila y relajada, lo que se agradeció y mucho.
Y antes de dormir, dejamos las maletas hechas y todo recogido, pues nos tocaba madrugar para coger por la mañana nuestro vuelo hacia España... qué penita!!!!
DIA 8:
Qué sueño! Bajamos a desayunar, pero ligero pues no teníamos muy bien el estómago ninguno... las especias quizás?
Ya nos estaba esperando el de la agencia para llevarnos al aeropuerto. Pese a que era muy pronto, ya había tráfico, y el conductor era un peligro! Pero bueno, llegamos sanos y salvos al aeropuerto. La sisha nos tocó facturarla... pero llegó sana y salva, algo que no teníamos muy claro...
Nos despedimos del de la agencia y ya para dentro. Para ser el aeropuerto de la capital, es un poco cutre y no tiene casi de nada... así que hacemos tiempo como podemos.
Vaya suerte en el avión! Nos tocan los asientos de atrás del todo, que son bastante bastante más estrechos... pero bueno, la chica que va a nuestro lado era súper maja y fuimos entretenidos hablando todo el viaje con ella. Escala en Barcelona y ya rumbo a Madrid.
Qué felicidad cuando llegamos a casa de los padres de María... a descansar, porque vaya paliza de viaje y de madrugón!!! Y así, fue todo nuestro viaje por Egipto...


16 dic. 2009

Felices fiestas!!!

Desde aquí, queremos desear Feliz Navidad a todos los que visitáis nuestro blog... ya sea porque nos seguís habitualmente, porque habéis llegado por casualidad o por las vueltas que da internet... Esperamos que el 2010 sea un año lleno de alegrías para todos, nosotros intentaremos seguir descubriendo el mundo como siempre... poco a poco, sin prisas y tratando de hacerlo con la ingenuidad de los niños... pues es cuando todo parece más hermoso!!! Gracias por leernos y estar ahí...

7 dic. 2009

Nuestras casas rurales, actualizado!!!

En este post queremos recoger la Casas Rurales y Hospederías donde hemos estado y que nos han parecido muy especiales. Esperamos que poco a poco, podamos ampliar nuestra lista, señal de que hemos conocido más o de que habéis participado con vuestros comentarios... los esperamos!

Casas rurales por habitaciones:

- Casa Rural el Prado Mayor: está en la zona de las Merindades en Burgos, muy cerca de Ojo Guareña. El entorno merece la pena de ser visitado con muchos pueblos con mucho encanto, y la casa realmente es increíble! Para nosotros es de las mejores que hemos visto, todo está cuidado al detalle, los dueños con muy amables y el desayuno está buenísimo y es todo natural. EL precio es más alto que en otras, pero respecto calidad - precio está fenomenal. Hay que reservar con tiempo.

http://www.pradomayor.com/

- La Ferraría Posada Rural: está muy cerca de las Médulas en León. Se halla en medio del campo, el entorno es muy chulo con el río al lado ya que era una antigua herrería. La casa es muy acogedora y ahí parece que el tiempo se detiene, sin televisión ni nada que pueda interrumpir el relax. Sus dueños son amables y correctos. Nosotros cenamos en su restaurante y todo estaba muy rico, con embutidos de la zona y filetes de cerdo muy buenos. El precio es medio - alto. Hay que reservar con tiempo

http://www.laferraria.com/

- El Caserón de Trastamara: está situada en plena Sierra Norte de Madrid, en Rascafría. Muy cerca del Puerto de Navacerrada y del Monasterio del Paular. Es una casa muy acogedora, donde su dueña te hace sentir realmente como si estuvieras en tu casa. El desayuno está incluido en el precio y es tipo buffet. El precio es medio - alto y suele estar llena.

http://www.sierranorte.com/caserontrastamara/index.html

- Casa rural Sancha: está en San Millán de la Cogolla, la Rioja. Es una casa sencilla, de precio medio - bajo, sin mucho encanto como tal, pero muy práctica para visitar los Monasterios de San Millán o Najera.

tfno 941 373211

- Apartamentos Benarum: están en plenas Alpujarras granadinas. Son apartamentos individuales, donde tienes la habitación, el servicio con ducha de hidromasaje, cocina americana y el saloncito con chimenea y todo. Además cuenta con un jacuzzi para todos los inquilinos. El precio no es muy alto, sobre todo si vas entre semana como fue el caso.

www.benarum.com/

- Casa Encarna: está entre Llanes y Covadonga (Asturias). Es una casona, decorada con buen gusto y cuya dueña es un encanto. Ideal para visitar la zona y donde el desayuno es totalmente recomendable.

Riensena (Llanes) Asturias. Es la casa verde que está justo al lado de la carretera!

Para más info.

Casas rurales de alquiler completo:

- Centro de Alojamiento Rural de Monfragüe: está cerca del Valle del Jerte en Cáceres y del Parque Natural de Monfragüe, también fuimos desde allí a Trujillo y Plasencia. Son apartamentos para 4 personas con cocina. El precio no es muy alto. Nosotros alquilamos dos continuos para 8 personas y estuvó fenomenal.

Tfno 9217 455254

- La casa de la reserva: está en plena sierra de Gredos, muy cerca de Arenas de San Pedro. Es una casita sin electricidad (se alimenta de placas solares) y en medio del bosque. Para acceder un tramo es por caminos rurales, pero merece la pena la casa, su jardín y la barbacoa. Nosotros fuimos 8 y sobraban camas. Precio no muy alto.

LA CASA DE LA RESERVA
PARAJE ARBILLAS S/N, FINCA ARBILLAS
ARENAS DE SAN PEDRO. ÁVILA Tel.: 920 371 263

- Casa Rural Miranieves: está en Sequeros, en plena Sierra de Francia en Salamanca. Muy cerca de pueblos tan bonitos como la Alberca o Miranda del Castañar, así como de parajes como la Peña de Francia o las Hurdes. Es la planta superior de la casa da la dueña, pero no nos pusó ningún problema con el ruido ni con nada, al contrario fue encantadora en todo momento. No es una casa con una decoración muy cuidada pero es confortable, práctica y de un precio más bajo que otras. Además cuenta con barbacoa en el jardín. Nosotros fuimos 10 personas.

http://www.sequeros.com/

- Casas de Aldea de Teixois: cercanas a Taramundi (Asturias), pegando ya a Galicia. Ideales para visitar la zona de los Oscos o la Playa de las Catedrales. Un sitio alejado del mundanal ruido, donde se puede desconectar del todo, realizar alguno de los muchos paseos que hay por la zona y disfrutar de su rica gastronomía. Son 4 casas de alquiler completo: 2 para dos personas, 1 para 4 y 1 para 6 personas. Cuentan con todo en la casa y el dueño es de lo más amable, y no escatima para nada en calefacción.

Visita su página web.

Otros Alojamientos con encanto:

. Hospedería del Monasterio de Santa María la Real: está en Aguilar de Campo en Palencia. Está en un sitio ideal para disfrutar tanto de Aguilar como de la ruta por el románico palentino. La hospedería está formada por diversas habitaciones, cuyo encanto principal es que son las antiguas celdas de los monjes. No es súper hotel pero tiene mucho más encanto y sabor que los hoteles. El precio es medio.

http://www.notodohoteles.com/es/index.php?link1=c_hotel&idhotel=1618

- Parador de Sigüenza: está en Sigüenza, Guadalajara. Era el castillo de la localidad. Tiene diferentes habitaciones y desde allí se divisa toda la localidad así como el pinar adyacente. Las habitaciones están decoradas en estilo medieval y algunas cuentan con bañera de hidromasaje. El precio es medio - alto.

http://hoteles-historicos.es/paradores/siguenza.htm

5 dic. 2009

Diario de nuestro Viaje a Egipto VII


Seguimos nuestro relato de nuestro viaje a Egipto, que habíamos dejado cuando habíamos llegado a un acuerdo con el taxista Sami para que nos llevará a Saqqara.

Vaya coche! Parecía que se iba a romper en mil pedazos en cualquier momento y por dentro no lo había limpiado desde que lo compró! Sami no paró de hablar con su español chapurreado, pero era muy majete y gracioso. Nos dijó que le gustaba llevar españoles y nos enseñó un libro, donde tenía un montón de firmas y dedicatorias de clientes, y en el súper móvil que tenía, tenía varios vídeos de gente cantando... es la pera!

Lo cogimos para ir y volver de Saqqara al Cairo, pero él nos dijó que nos llevaba después si eso al Khalili, incluso si queríamos a otro mercado menos famoso. Tras un tira y afloja, nos pusimos de acuerdo en horas y precio. Así que al final lo haremos así, a ver que tal. Sami nos dijó que a él también le interesaba cogernos al día siguiente para ver el Cairo... ya veríamos.

Vaya tráfico y vaya caos de ciudad. De tres carriles hacen 6 y se meten por todos lados... creemos que no podríamos vivir allí, al menos no conduciríamos ni locos!

Tardamos una hora en llegar, pero más que por la distancia por el tráfico que hay. Lo que nos resultó muy curioso, es que según nos alejamos del Cairo, empezó el campo! Vaya contrastes!

Saqqara es un complejo arqueológico enorme, y es una necrópolis, la más antigua. Y es que allí están enterrados todos los faraones del Imperio Antiguo que reinaron en la vecina Menfis. Estaba claro que no nos daba tiempo a verlo todo, así que tras sacar la entrada, Sami nos llevó hasta el complejo de Zoser.

Ahí es donde se encuentra la famosa pirámide escalonada. La realizó el arquitecto Imhotep para el faraón Zoser, y es la primera pirámide y el primer monumento en piedra de Egipto y del mundo, aunque de lejos parece que estuviera hecha de adobe por la erosión y el tiempo.


Esto si que estaba en medio del desierto, no nos extraña que aún hubiese tantas excavaciones en marcha por la zona.

Dejamos a Sami en el parking y entramos a verlo. Por las pintas, eramos los únicos que lo estábamos visitando por nuestra cuenta, todo el mundo iba en grupo y con su guía... de verdad, no resulta nada peligroso ni difícil hacerlo por libre!

Según entras, tienes que pasar por un templo que estaba lleno de turistas. Y según sales, ahí está la pirámide escalonada... es preciosa! Hay una gran explanada delante, y en un lateral diversos templos que la verdad, se hallaban muy mal conservados. En el otro lado, había aún muchas excavaciones y varias mastabas, aunque estaban cerradas.

Qué bien! Se veía de lejos el complejo de Dashur, donde está la Pirámide Roja y la Pirámide Romboidal. Estas son más modernas que la de Zoser, pero más antiguas que las de Gizeh, por eso aún no son perfectas.

Dimos una vuelta por los templos, a lo lejos también se veía otro grupo de pirámides. Una lástima, lo mal que estaba indicado todo. Imaginamos que será porque entre que no va mucha gente hasta allí y que encima será una lucha constante con el desierto... así estaba.

Si algún día volvemos, nos gustaría poder visitar este complejo con más calma y visitar esas otras pirámides que seguro que son muy interesantes y más reales casi que las de Gizeh, por lo menos, más auténticas y menos plagadas del turismo.

Volvimos al coche donde nos esperaba Sami. De vuelta al Cairo y con dirección al Khalili. Resulta curioso el contraste entre la zona de antes del Cairo y la ciudad en sí... con sus puestos a pie de carretera, donde comprar fruta, alfombras... cualquier cosa!









El tráfico en el Cairo es horrible! Vaya ciudad de contrastes y de casas de todo tipo. Ya se veía desde lejos la Ciudadela con la Mezquita de Alabastro... impresionante! Al día siguiente la visitaríamos con calma...



Sami aparcó cerca del mercado y quedamos allí con él en un par de horas. Qué de gente! Estaba lleno de vida y de tráfico... Madrid a su lado es el paraíso de la calma!

Llegamos a una plaza, donde ya se apreciaba del todo que ese era un lugar de encuentro y de ocio de muchos cariotas. Cerca había un par de mezquitas, pero no son de las más relevantes de la ciudad.

Fuimos hacia las callejuelas, adentrándonos de lleno en el Khan al Khalili, que data del siglo XIV, si bien ahora este gran bazar está basado principalmente en el turismo. Qué de gente y qué de cosas! Lo malo es que allí no te dejan mirar tranquilo, como te pares, te medio acosan para que compres... pero bueno son así.

Callejeando dimos con el Fishawi o el Café de los Espejos. Es uno de los más famosos del Cairo y de los más antiguos. El local en sí es enano, un pasillo, pero se han adueñado del callejón donde está para poner más mesas. Lo cierto es que es bonito con tanto espejo y el ambiente es de lo más curioso con vendedores de todo por las mesas.
Nos sentamos al lado de unos holandeses, y nos pedimos una sisha y unos tés a la menta... casi te sirven según pides, lo malo es que hay muy poco espacio! El té estaba buenísimo y la sisha nos costó cogerla un poco el truco de fumarla, sobre todo a María... pero la experiencia es grata y muy divertida.

Y más relajados con la sisha, fuimos en busca de la tienda del tal Jordi. Es un egipcio que sabe español y que aparece en todos los foros de viajes de Egipto, más que nada, porque ahí no hay regateo sino precios fijos, lo cual se agradece.

Al final un chico nos ayudó a encontrarla en ese galimatías de callejuelas y rincones, y es que no está a pie de calle sino en un patio de un edificio en la primera planta. Lo mejor de esta tienda es lo de los precios fijos y que no te agobian, porque tampoco es que tenga gran variedad, pero bueno, nos apañó con casi todos los regalos que teníamos en mente...

Y desde allí, fuimos al encuentro de Sami que ya no estaba esperando. Ya estábamos muy muy cansados. Lo mejor fue que no arrancaba el coche, así que nos tocó empujar y todo! Toda una experiencia coger un taxi en el Cairo, de lo más recomendado!

Sami nos propusó que antes de llevarnos al hotel, fuesemos a un sitio de perfumes que él conocía y que eran más baratos. Fuimos para allá. El hombre nos dijó que le llamáramos Abibi que significa amigo, vaya verborrea que tenía! A Alberto le recordó a los viejos charlatanes de antaño, es que no paraba! Al final nos compramos unos cuantos, para nosotros, familia, de lavanda para el dolor de cabeza de María y otro para perfumar la casa... y listos.

Y ya de camino al hotel, que estábamos muertos... Al final llegamos a un acuerdo con Sami, para el día siguiente y visitar el Cairo, así que le veríamos de nuevo a la mañana siguiente.

Cuando entramos en el hotel, había una boda y por las pintas de gente de dinero. Qué curioso todo! Nosotros camino de la habitación, nos encontramos con la novia... qué raro todo!

Y ya en la habitación, tras reponernos un poco, decidimos bajar al sitio de comida rápida de al lado del hotel, para comprar algo y comerlo tranquilamente en la habitación. Así que dicho y hecho. Nos compramos una especie de kebap y unos falafel, no estaba malo, quizás para nuestro gusto demasiado especiado y con mucho aceite.

Y tras una ducha más que reconfortante... a descansar, al día siguiente nos esperaba El Cairo, a ver si nos daba tiempo a ver todo lo que teníamos pensado...

CONTINUARA....

3 dic. 2009

Diario de nuestro Viaje a Egipto VI

Viene de la Parte 1ª, Parte 2ª, Parte 3ª, Parte 4ª y Parte 5ª.

DIA 6:

Qué desastre de noche! Apenas dormimos por el ruido de la glorieta de fuera... así que o nos cambiaban de habitación o nos cambiaban... vaya dolor de cabeza de no dormir!

El desayuno del hotel estaba bastante bien, tenía de todo, te hacían tortilla si querías y los bollitos estaban muy buenos. Cuando terminamos de desayunar, ya nos estaba esperando el guía que también se llamaba Ahmed. Le contamos lo de la habitació y se lo dijó al del hotel, fijo que no somos los primeros ni los últimos en quejarnos... Nos dijó que no había problema y que nos cambiaban de habitación, menos mal!


Ese día íbamos a Gizeh a ver las Pirámides y la Esfinge. Estaba un poco cubierto el día entre la contaminación y el polvo del desierto... pero lo vimos todo fenomenal! Qué ganas teníamos de ver esto! Y es que pensar que son las únicas supervivientes de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo....

Desde nuestro hotel, no se tardaba nada, pero con todo el tráfico que había duro más, pero esto es el Cairo, un caos circulatorio a lo bestia!!!

Cuando llegamos al parking, vaya impresión! Con ese aire tan cargado, era todo mucho más irreal áun! Y vaya chasco! Las Pirámides están bastante separadas entre sí, de forma que no se ven las tres... qué malo es ver tantas veces la típica foto! Y de la Esfinge ni rastro tampoco...

El guía nos explicó que lo que teníamos incluido era la visita al recinto, pero que si queríamos ver alguna pirámide por dentro, eso era aparte. Nos comentó también que por dentro no conservan nada y que si eramos claustrofóbicos, mejor que no entrasemos. Nosotros siempre habíamos soñado con ver la Gran Pirámide, y aunque sabemos que no tiene nada por dentro, queríamos verla y saber qué se sentía dentro. Así que compramos la entrada para ver la de Keops, cuando nosotros fuimos no te dejaban entrar a la de Micerinos.


Según nos íbamos acercando, nos iban impresionando más! La pirámide de Keops es mucho más grande y más perfecta aún de lo que nos habíamos imaginado... La pirámide de Keops o la Gran Pirámide, es la más antigua de las tres y la más grande de Egipto. Lo que nos dejó alucinados, es cuando el guía nos contó que con sus bloques se podría hacer un muro alrededor de todo Francia!

Desde la antigüedad ha sido objeto de los saqueadores, y tiene dos agujeros hechos por ellos en sus intentos de entrar. De hecho por uno de ellos es por donde se entra ahora. Ahmed nos explicó que las piedras son de la Cantera de Asuán (cómo harían para traerlas???) y que las pirámides no están erigidas ahí por casualidad. Y es que a pesar de estar en el desierto, en esta zona el suelo es de caliza, por lo que puede aguantar el peso y permite que no se hundan.

El que nos parece que tuvó que ser todo un personaje, fue el Mohamed Ali, y es que tuvó la brillante idea de querer usar las piedras de la pirámide para hacer un puente. Menos mal que sólo quitaron unas pocas de arriba, y que se dió cuenta que le saldría más caro que sino...

Por mucho que siempre se haya dicho que las pirámides eran tumbas, no está del todo claro, y es que en ninguna de ellas se ha encontrado nunca un cuerpo.

Le dejamos a Ahmed las cámaras de fotos, para no tener que dejárselas a los de la puerta, y nos fuimos para verla por dentro. La explanada estaba llena de gente que intenta venderte de todo o pedirte propina, qué pesados!

Para entrar, nos tocó subir por fuera de la pirámide. De hecho, entramos por uno de los agujeros que hicieron los saqueadores de tumbas. Al principio, es como entrar en una cueva pero después, te toca agacharte un poco, porque el pasadizo se hace más bajo. Después viene una parte bastante estrecha, baja y empinada, no nos extraña que avisen sobre lo de la claustrofobia, porque es un pelín angustioso sobre todo si viene alguien en sentido contrario... Tras unos 40m, el espacio se abre formando una galería. Hay un pasadizo de frente, que lleva a la Cámara de la Reina pero está cerrado. Y nada, a seguir subiendo por la rampa prácticamente vertical. Menos mal que hay barandillas y tablas para poner los pies, porque sino sería casi hacer escalada! Y así, llegamos a la Cámara del Rey que es bastante amplia. Lo cierto, es que impresiona bastante, con esos bloques tan gigantes de color gris. Parece que falta un poco el aire y hay muchísimo eco. Tiene un sarcófago simple que es donde pasó la noche Napoleón y más recientemente Javier Sierra... nosotros como que pasamos de dormir ahí! Había dos chicos que estaban todo el rato tocándolo... el guía ya nos había contado que antes había muchos grupos y sectas que iban allí a pasar la noche y hacer ritos esotéricos... Pero lo peor fue sin duda bajar, qué vertigo! María tiene bastante vértigo de por si... menos mal que estaban las maderas que te sirven de freno para los pies, porque sino...

Una vez que ya estábamos fuera, vinó el guía para darnos las cámaras de fotos y nos dió tiempo libre para verlo tranquilamente. Si bien, resulta imposible captar todo esto en una foto... lo intentamos al menos!

Aprovechamos también para mirar un poco la guía que llevábamos. Con los nervios, apenas si nos habíamos fijado dentro, pero ya fuera, al pensarlo tranquilamente... vaya pasada los bloques de piedra del interior de la pirámide. Y es que por la galería que fuimos, era la original... y las piedras eran enormes y estaban perfectamente encajadas... cada vez nos tienen más flipados los egipcios!

Por la explanada, había un montón de gente. Lo que no teníamos ni idea era que en total en Gizeh hay 9 pirámides, las tres grandes y el resto más pequeñas, en teoría para la familia de los faraones.
Alrededor de la Gran Pirámide, hay unos grandes huecos donde estaban "las barcas" del faraón. Una la están restaurando y la otra que se conserva la tienen dentro de un museo que hay allí. Nosotros no teníamos demasiado tiempo, por lo que entramos a verlo.

Según íbamos rodeando la pirámide de Keops, empezó a verse la de Kefrén. Este era hijo de Keops, y su pirámide es más pequeña, aunque él muy pillo la hizó sobre un montículo, por lo que según dónde estés, parece la más grande! En su cúspide, aún conserva parte de la cubierta de caliza, y es que antiguamente las pirámides estaban totalmente recubiertas de piedra caliza.

Habíamos quedado con el guía, en el parking que hay al lado de la pirámide de Kefrén. Así que de camino, vimos de lejos la última de las pirámides, la de Micerinos. Esta es la más pequeña, pero este faraón (hijo de Kefrén y nieto de Keops) para compensarlo, hizó que fuera la más valiosa, ya que está hecha toda ella de piedra caliza.
Ya en el coche, fuimos al mirador desde donde se saca la típica foto de las tres pirámides. Es una pasada! Lo único malo es que había como calima, no sabemos si por el desierto o por la contaminación, pero con esa nieblina también tienen un aire aún más de irrealidad! Precioso.
Y de nuevo al coche, ahora con rumbo hacia la Esfinge. Desde allí, se ven las pirámides de Keops y de Kefrén. Impresiona bastante el verla tan majestuosa, tan misteriosa...



Tras las fotos de rigor, nos acercamos a verla. Ahora para protegerla, han excavado a su alrededor y no te dejan acercarte. La pobre ha tenido ya varias restauraciones... ójala no se pierda, porque sería una gran pérdida!
Para acceder a verla, hay que hacerlo a través de un templo. Por lo que hemos leído, es bastante más antiguo y las losas y piedras con las que ha sido construido, son enormes y están súper bien puestas... recuerda un poco quizás a la mega construcción de Sacsayhuaman de Perú. Aunque in sutu la verdad es que no nos fijamos demasiado en este templo, estaba hasta arriba de gente como para poder apreciarlo!

La Esfinge es una pasada! Toda llena de misterios y de dudas sobre su origen y su significado... Por lo que dicen, la cara es de Kefrén. Simplemente increíble!

Y desde allí, antes de llevarnos al hotel, nos llevaron a un sitio donde fabrican pápiros. La chica nos explicó cómo se trabaja el papiro desde la planta hasta conseguir que sea bueno para poder trabajar con ellos. Vaya trabajo tiene! Después, evidentemente trataron de vendernos pápiros. Lo cierto es que son todos preciosos, y claro, al final caímos...

Y de ahí al hotel. Así acabó todo lo que teníamos contratado con la agencia... ahora empezaba nuestra aventura de verdad en El Cairo!

Cuando llegamos al hotel, como habíamos pedido el cambio de habitación por el ruido, fuimos a la que teníamos para recoger nuestras cosas y llevarlas a la nueva, que afortunadamente no da a la glorieta! Nos refrescamos un poco... y en marcha.

Fuimos a comer a un restaurante que había al lado del hotel, el Felfela que es una cadena de comida egipcia. Había uno que era más en plan de comida para llevar y otro en plan restaurante. Como teníamos que descansar, decidimos entrar en el restaurante.

Hacía un poco de calor, había bastantes moscas y un gato pululando por ahí... pero estaba más o menos bien. Aunque nos tocó esperar bastante hasta que nos atendieran, pero bueno, así es El Cairo! Al final, vinó el dueño que chapurreaba un poco de español y que nos dijó que era el presidenta del Sevilla (el Nido), la verdad es que si que se tiraba un aire... María tomó una hamburguesa y Alberto una especie de salchichas que estaban bastante buenas, aunque picaban un poco. Y de postre, un flan para María y un dulce de leche para Alberto.


Cuando salimos a la calle, unos taxistas nos ofrecieron sus servicios. Nos tocó regatear para que nos llevarán a Saqqara, había uno que sabía español (Sami) y al final llegamos a un acuerdo con él.
Nuestra aventura de la tarde, la dejamos para otro post...

CONTINUARA...

26 nov. 2009

Diario de nuestro Viaje a Egipto V

DIA 5:

Ese día fue el día que sin duda más dormimos, no teníamos que levantarnos deprisa y corriendo, aunque a las 8h ya estábamos en pie, pues podíamos desayunar hasta las 9h. Si bien antes de bajarnos, dejamos todo un poco recogido por si nos cambiaban de habitación o no... En el desayuno nos empezó a entrar ya nostalgia del barco... cómo echaríamos de menos esos bollos tan ricos!

Y tras el desayuno, empezaba realmente la aventura... ahora nos tocaba ver las cosas por nuestra cuenta!

Según salimos del barco, ya había un montón de hombres ofreciéndonos su taxi. Tras regatear, llegamos a un acuerdo con Mohamed para que nos llevará hasta el embarcadero del Templo de Philae, también él sabía algo de castellano y trato de ofrecernos otros sitios donde ir, pero nosotros sólo queríamos ir allí.

El camino para ir hasta allí, es similar al de Abu Simbel, pero antes de la Presa Antigua nos desviamos. Cuando llegamos, antes de bajarnos del taxi, Mohamed nos dió su número del móvil, y es que no podía aparcar en el embarcadero, por lo que nos dijó que cuando acabaramos la visita, le hiciesemos una llamada perdida para que bajara a buscarnos.

Al lado del embarcadero, hay un montón de puestos, aunque los vendedores vienen directamente a ti con la mercancía. Nuestra opinión, es que con esa manera de vender, resultan tan cargantes, que en lugar de comprar lo que consiguen es quitarte las ganas de comprar nada, pero bueno, es su cultura.

Sacamos el ticket de entrada y nos ponemos justo detrás de un grupo, pero no nos dejan montarnos en su barcaza, así que nos toca regatear para llegar a un acuerdo con un señor que nos lleve y traiga con su barquita.

El paisaje es precioso! Para llegar al templo, hay que ir en barco, pues está en medio del agua... De hecho, este viaje en barquita fue mucho más bonito que el de faluca, el paisaje era increíble! Vaya contrastes entre las orillas... unas todas verdes y otras desérticas! Muy bonito y súper relajante el balanceo...

Llegamos al embarcadero del templo, donde había ya bastante gente. Antes de nada, buscamos una zona de sombra donde sentarnos y leernos tranquilamente la información sobre el templo que teníamos en la guía... cómo pegaba allí el sol!

Los templos que se hallan en esta isla, Agilkia, no estaban aquí sino en la isla de File, y es que en esta zona había tres islas: Biga, File y Agilkia. De hecho esta zona se veía como una zona muy sagrada en la antigüedad. En la de Biga, es donde la leyenda sitúa la tumba de Osiris y estaba prohibido ir allí, sólo iban los sacerdotes desde File para realizar ofrendas por el eterno sueño del dios. Por otro lado, en la isla de File es donde se hallaban estos templos de estilo tolomeico en honor de la diosa Isis, y que era un lugar de peregrinación para los antiguos egipcios.

A raíz de la presa, tanto la isla de Biga como la de File quedaron sumergidas, por lo que para preservar los templos, se desmontaron y se reconstruyeron en la isla de Agilkia de la forma más fidedigna posible. De hecho, hasta se modeló la orografía para que todo fuera lo más similar posible... Viniendo en la barquita, si que vimos las columnas de hormigón que sobresalen de las aguas, señalando su lugar original.

En estos templos, se nota ya la influencia griega y romana. De hecho, hay un templo de estilo puramente romano y hay un puerta de Adriano. En los relieves se muestra sobre todo a Isis y a la diosa Hathor.

Paseamos tranquilamente, curioseando por las ruinas y nos dimos también una vuelta por los puestecillos, donde compramos unos imanes para nuestra colección de la nevera. Y ya hacia el embarcadero, donde nos estaba esperando el señor, y menos que él nos vió porque con toda la gente que había como para encontrarle!

Las vistas de la isla desde el río son preciosas, y es que este templo tiene el entorno más privilegiado de los que hemos visto con mucha diferencia!

Vaya caos hay en los puestos del otro lado del embarcadero y vaya lío de coches y autobuses! Resulta increíble que no haya todo el tiempo accidentes... Alberto le hizó una llamada perdida al taxista, y allí nos ponemos a esperarle. Vaya peligro el tráfico! Pero bueno, al final llegó Mohamed y conseguimos salir ilesos de allí...

De camino al barco, le pedimos que parara en un cajero para sacar dinero y alucinamos! Resulta que el taxista le preguntó a un policía donde había, le dijó donde estaba, sacó Alberto el dinero y va y nos pedía propina el policía! Nosotros pasamos de darle nada, pero para nuestro asombro, el taxista si que le dio propina... para flipar con lo de esta gente y la propina!

Por fin, llegamos al barco y tras pagar al taxista, fuimos directos al camarote a refrescarnos y a comer! Qué bien comimos en el barco... qué rico estaba todo!

Para la tarde, decidimos relajarnos y disfrutar de nuestra última tarde a bordo del barco. Para nosotros este viaje, ha sido sin duda el más relajado y tranquilo...estando acostumbrados a no parar y tener que buscarnos todo el rato la vida... este ha sido todo relax!

Por la tarde, tras echarnos una buena siesta, subimos a cubierta a disfrutar de tanta tranquilidad. Cómo echamos de menos esos ratos de relax, leyendo, escribiendo este diario y disfrutando del anochecer... es preciosa la puesta del sol en el Nilo!

Y así pasamos nuestra última tarde en el barco, aprovechando hasta el último momento. Un poco antes de la hora prevista bajamos al camarote para recogerlo todo y coger nuestras cosas. Muy buena la experiencia en este barco!

A las 19h ya estábamos en recepción con todas nuestras cosas, listos para empezar la aventura en el Cairo. El de la agencia llegó un poco antes de la hora prevista, así que directos para la furgoneta. En la furgoneta, el guía nos dijó que aunque los billetes de avión no estaban con nuestros nombres, no pasaba nada, vaya seriedad! El de la agencia nos acompañó hasta facturar y tras desearnos buen viaje, pasamos dentro.

Se notaba que este aeropuerto era totalmente provinciano, y que sólo está pensado para llevar a los turistas a Abu Simbel y para conectar la zona sur de Egipto con el Cairo, porque es muy pequeño y sólo hay un par de tiendas y dos sitios para tomar algo.
Como ya era tarde, y no sabíamos a qué hora llegaríamos a El Cairo, aprovechamos a comernos unos trozos de pizza y unas coca-colas, algo que hizó todo el mundo que iba en nuestro avión. La gente somos la pera, en el momento en el que unos se ponen a hacer cola... todos detrás como locos! Así que tras hacer un buen rato de cola como bobos, por fin nos llevan al avión y se monta la de San Quintín! Unos decían que te podías sentar donde quisieras, otros que según el asiento de tu falso billete... la leche! Algo que si hicieran bien no tendría porque pasar... si emiten billetes con nombres, que los den a quien corresponde, y si son tan vagos que pasan de complicarse... que no den billetes con datos y cada cual que se siente según llegue y listo... un desastre!
Lo bueno, es que el vuelo es muy corto y en nada llegamos a El Cairo. Qué ganas de pillar la cama! Menos mal que esa tarde habíamos estado en plan relax, que sino... Aún tenemos tan fresco en nuestra memoria la belleza y tranquilidad de Philae...
Llegamos y antes incluso de pasar el control, ya nos estaba esperando el de la agencia. Rellenamos un papel, control de pasaportes y a por las maletas! Por las pintas, en el Cairo también íbamos a estar solos...
Una vez que ya tenemos las maletas, el de la agencia nos presenta a otro compañero, y es que nos explican que uno es para dentro del aeropuerto y otro para fuera... Fuimos al hotel en coche, y pese a ser ya de noche, había tráfico. Y eso que según nos comenta el de la agencia, al ser viernes hay menos que normalmente...
Vaya manera de hablar! No paró en todo el viaje! Nos preguntó que cómo iba todo hasta ahora, qué si el barco, el guía... y luego nos contó cosillas sobre la ciudad. El Cairo es una megaurbe, viven millones de personas... mucho más que la población total de muchos países!
De camino al hotel, pasamos por diversos barrios y nos lo comentó un poco. En algunas zonas, lo típico es que tú tengas tu casa, y según vas teniendo hijos, la vas levantando. De tal modo que casa hijo tenga su piso.
Al final llegamos a nuestro hotel que estaba muy cerca de las pirámides, el Meridien. El de la agencia, nos explicó que al día siguiente vendrían a las 8h a buscarnos para la excursión y nos dijó donde estaba para desayunar. Este hotel, nso recordó un poco al Royal Sheraton de Bangkok, aunque un tanto más cutre.
Los pasillos son larguísimos... la habitación estaba bastante bien, pero daba a una rotonda llena de tráfico... a ver cómo dormimos! Una ducha antes de dormir... y a descansar, que nos esperaban las Pirámides!!!!
CONTINUARA...