9 de abr. de 2011

Diario de nuestro viaje al Norte de Francia V

Viene de las partes , , y .

DIA 6:

Nos levantamos no muy descansados, pero tras los nervios de la noche anterior era un poco normal. Tras una ducha reparadora, desayunamos y en marcha para ver Troyes. Dejamos todo en el coche, y lo dejamos en el parking del Etap que parecía estar cerca del centro.

Troyes es una ciudad muy tranquila, parece que esté ideada para pasear relajadamente. Conserva varias calles con casas de tipo medieval con entramado de madera, sobre todo por el centro, aunque lo cierto es que esperábamos que hubiera más.

Fuimos hacia la Catedral que está un poco alejada. La zona cercana, tiene casitas preciosas, pero por las pintas no debía ser buena zona para los negocios, pues estaban todos cerrados. La fachada de la catedral es un poco extraña, es como si no estuviese acabada del todo. Desde que vimos Amiens, nos hemos vuelto más exigentes... Aunque cuando entras, es como entrar en otro mundo... vaya espectáculo de luz y color con sus increíbles vidrieras. Es preciosa a pesar de que por fuera no lo pareciera!




















Fuimos dando una vuelta alrededor la catedral. Cerquita de allí, había una iglesia tipo a las alemanas, el tejado es igual al de la catedral de Bolzano (Italia).

Camino del centro, vimos el Museo de la Farmacia, que conserva en su interior una farmacia antigua, pero no lo vimos por dentro. Cerca del Ayuntamiento, nos compramos un quiche lorraine que nos comimos sentados en un banco de la plaza viendo el ir y venir de la gente... qué paz al lado de las grandes ciudades!

Cerca de ahí, está la Iglesia de St. Urbain, construida por el Papá Urbano IV que nació en Troyes. La levantó justo donde estaba la zapatería de su padre. Es también de estilo gótico y tiene unas vidrieras bastante bonitas. Lo que nos resultó curioso, es la historia de este Papá, llegó al Pontificado con 71 años y se murió a los 74.


Fuimos en busca de la Ruelle des chats ("el callejón de los gatos"), que según la guía que llevábamos era como volver a la Edad Media... la verdad es que es bonita, pero no es un callejón enano como esperábamos.

Llegamos justo a tiempo para ver brevemente la iglesia de Ste. Madeleine, estaban ya medio cerrando. Lo más bonito es que tiene un coro como cerrado por una reja de piedra súper bonita.

Pasamos justo al lado del restaurante "La Miguardise" que sale en la guía Michelín. Como ya era la hora de comer y no quedaba ni un alma por las calles, buscamos un sitio más económico para comer. Había dos locales vascos, qué gracia.

Fuimos a comer a un restaurante donde nos pedimos el menú: de primero una ensalada (aunque ninguno de los dos pensamos que sería una ensalada), de segundo andovillettes y de postre, tarta de manzana. Las "andovillettes" son unas salchichas típicas de la ciudad, que están rellenas de tripas, la verdad es que no nos gustaron mucho, tenían un olor y un sabor muy fuerte para nuestro gusto. Lo que nos sorprendió en muchos sitios, es el frío que hacía en los restaurantes, normal que mucha gente comiese con el abrigo puesto.


Antes de ir a por el coche, fuimos a ver la iglesia de St. Pantaleón, que tiene todas las esculturas en piedra. Justo enfrente está el Hotel de Vauluisant, que es un palacete renacentista que da un tanto miedo y que ahora es un museo

Cogimos el coche para ir a visitar otra de las cosas por las que es famosa Troyes: sus almacenes de ropa y menaje outlet. Había varios, nosotros fuimos a los de St. Julien les Villes que están camino de Dijón. Había tiendas de diversas marcas, dimos una vuelta por ellas y al final si que compramos algo, aunque no todas las cosas eran tan baratas para ser de outlet.

Y tras nuestras compras, pusimos rumbo a Reims. Es todo el rato por autopista, así que no tardamos mucho. Eso sí, no vimos ni una sola vid... de dónde sacan entonces para hacer el famoso champagne?

Fuimos directos a un Etap donde tenían sitio, menos mal! Dejamos nuestras cosas en la habitación y bajamos a comer algo en un Quick, está como en una zona comercial pero totalmente pensada para ir en coche!

Y para la habitación a descansar... al día siguiente nos esperaba Reims!!!

CONTINUARÁ....

1 comentario:

Paco Piniella dijo...

Muy detallado y útil los datos que aportas, gracias.
Saludos viajeros